Sin mentiras te sentirás mejor
Hay personas que utilizan la mentira como un recurso habitual para salir “airoso” de algunas situaciones. Igualmente hay quienes piensan que las mentiras pueden ser útiles en según qué circunstancias o situaciones. ¿Eres una persona que utiliza la mentira?¿Conoces a alguien que lo haga? ¿Sabrías decir qué es lo que lleva a una persona a mentir? La mentira puede y suele tener consecuencias, casi siempre dolorosas para las demás personas y que siempre, se pueden evitar. Es mejor sentir dolor por una verdad que por una mentira descubierta. ¿O eres de los que piensas que las mentiras evitan el dolor?

Las mentiras siempre acaban haciendo daño y para ello es mejor evitarlas. ¿Cómo? Sigue leyendo.

Que no te importe lo que piensen los demás

Vivir pendiente de forma constante del juicio que puedan tener los demás sobre ti, sólo hará que vivas siempre con angustia. Si la aprobación de las personas se convierte en una necesidad por miedo a que piensen mal de ti por tus actos o por lo malo que te pueda pasar, es fácil recurrir a la mentira. Para evitarlo, únicamente debe importante la opinión que tengas tú mismo de tu persona.

Sin mentiras te sentirás mejor

Los errores y los fracasos

Tanto los errores como los fracasos existen y debes asumirlos. Afróntalos como algo positivo que te hará crecer y aprender de las experiencias. Debes aprender a perdonar tus propios fallos sin sentir vergüenza porque errar no es cometer un delito inconfesable. No ocultes la realidad, afronta la verdad.

Conócete

Una vez que te empieces a conocer debes aprender a valorarte de forma positiva. Tener un buen autoconcepto es necesario para que puedas asumir y reconocer con naturalidad ante los demás tus fracasos o tus errores y además, remendarlos.

¿Sabes cuál es la mejor arma para quitar peso a las cosas y no tener que recurrir a la mentira? ¡El sentido del humor! Aprende a reírte de ti mismo.