Síntomas de la depresión
Atravesar por momentos en los cuales la vida se torna difícil, como un despido, un divorcio, la pérdida de un ser querido o una situación de estrés continuado puede hacer que terminemos sufriendo una depresión. Sin embargo, cuando estamos atravesando un episodio depresivo, no siempre somos conscientes del mismo. Conocer los síntomas de la depresión para así poder pedir ayuda al especialista cuando sea necesario nos puede ayudar a salir antes de ella y con un sufrimiento tanto físico como emocional mucho menor.

El principal síntoma de la depresión es una tristeza patológica que inunda todos los ámbitos de nuestra existencia. Nos sentimos abatidos, no somos capaces de recuperar la ilusión por nuevos proyectos y no nos sentimos con fuerzas para, al levantarnos, enfrentarnos al nuevo día. Esto se ve agravado por una profunda falta de energía, de no poder concentrarnos y no poder centrar nuestra atención en ninguna de las tareas.

Cuando esto ocurre, nos invade un profundo sentimiento de falta de valía y de desilusión, que se acompaña con la imposibilidad de ver la luz al final del túnel. Al mismo tiempo, nos sentimos culpables porque no somos capaces de librarnos de ese sentimiento, con lo que se produce un aluvión de pensamientos negativos que aumentan más aún la falta de valía y un sentimiento de que la vida no merece la pena que, en los casos más graves, puede desembocar en suicidio o en tentativas del mismo.

Finalmente, el insomnio, la falta de apetito o comer compulsivamente, la ansiedad y la irritabilidad también suelen acompañar a la depresión, haciendo que el deprimido, que ve cómo sus relaciones sociales cada día se deterioran más, se sienta aún más culpable.