Síntomas y efectos del amor
El amor es una de las experiencias más fascinantes de la vida también en relación con la felicidad o con el sufrimiento. Todo ser humano sufre un gozo ilimitado cuando sabe que es correspondido del mismo modo, por el contrario, siente que su corazón se hace pedazos ante el rechazo, el abandono o la infidelidad de esa persona que es especial. El hecho de que alguien sea especial para ti significa que no te es indiferente en su comportamiento, es decir, que todo aquello que hace o dice tiene un significado especial.

Por ello, en el lado positivo del amor y del enamoramiento destaca la sensación de mariposas en el estómago, de tener un nudo en la garganta y a veces, creer que eres incapaz de decir dos frases coherentes a la otra persona ante los nervios que sientes, vivir los días a la espera del momento en que sabes que le verás, falta de concentración y prácticamente, obsesión… Por el contrario, en el lado menos agradable del enamoramiento está la tristeza, el sufrimiento e incluso, algunas personas de forma equivocada pueden sufrir consecuencias en su autoestima a raíz del rechazo.

Nunca debes olvidar que tu valor no cambia en nada más allá de que el otro te quiera o no lo haga. Es su decisión y como tal es respetable. Pero tú sigues siendo exactamente el mismo. Lo bonito es aprender a vivir el amor desde una perspectiva positiva, es decir, disfrutar al cien por cien de esos primeros momentos sin pensar en lo que pasará después. Olvídate de posibles dramas o tragedias y anímate a vivir con esperanza, sencillamente, porque las cosas pueden salir bien. Existen parejas que llegan a celebrar sus bodas de plata o de oro juntas.

Recuerda cómo vivías el amor en la adolescencia. Siente esa fuerza brotar nuevamente dentro de ti. Entonces, tal vez sientas de nuevo que todo es posible porque eres capaz de luchar por lo que deseas para ser feliz. No hay objetivo más noble que el de apostar por el amor verdadero.