Situaciones que ponen a prueba tu autoestima
Las circunstancias externas influyen en el bienestar interno a pesar de que no se deba establecer una relación de causa y efecto entre mundo externo y vivencia interna. Es decir, lo saludable es que tú seas el dueño de tu felicidad y no te dejes llevar por el azar. Sin embargo, una persona que vive en sociedad no puede ser ajena a aquello que le toca vivir. Existen situaciones que ponen a prueba tu autoestima, situaciones ante las que tienes que tener un control especial a través de la toma de conciencia.

El desamor

El desamor marca un antes y un después en la vida de quien ha conocido el sabor desagradable del rechazo, el abandono de la pareja, un amor imposible… Son situaciones que duelen, sin embargo, conviene relativizar el dolor del desamor entendiendo que el tiempo de una forma muy sabia calma todas las heridas. Y además, desde la perspectiva del tiempo, el enamorado también observa la situación con más objetividad y madurez.

Problemas del trabajo

El trabajo también es muy importante para alimentar la autoestima personal. Por esta razón, un despido de trabajo inesperado, un ambiente difícil en la empresa, convivir con un compañero tóxico… son situaciones ante las que hay que tener una fortaleza especial.

Situaciones que ponen a prueba tu autoestima

Malas compañías

Las malas compañías no son algo exclusivo de la adolescencia. No tener amigos de verdad puede ser motivo de dolor personal. Y esto, puede afectar a la autoestima de la persona porque la amistad verdadera está vinculada con la intimidad del alma que necesita la libertad de mostrarse tal y como es ante los demás.

Críticas negativas

Las críticas negativas ponen a prueba la autoestima de una persona que se siente vulnerable al hacer frente a comentarios que no son agradables. Sin embargo, una crítica negativa no te resta valor a ti como persona.