Sofrología transpersonal
Hoy día, tal vez sea por el ruido y la prisa propia por la sociedad del bienestar, cada vez existen más disciplinas que tienen como objetivo ayudar al ser humano a entrar en contacto consigo mismo y vivir mejor. La sofrología transpersonal es una técnica que te ayuda a relajarte en cualquier circunstancia de tu rutina diaria a través del pensamiento.

Por otra parte, también es una herramienta eficaz para plantarle cara al estrés laboral que reduce la calidad de vida y el disfrute del presente. De hecho, se aconseja especialmente para superar situaciones de ansiedad en el trabajo o también, en los estudios. Los estudiantes sufren una gran presión ante el rendimiento académico. La sofrología utiliza como herramienta el cuerpo para alcanzar la armonía con el entorno pero también, con el interior.

Esta ciencia nació hace medio siglo de la mano del psiquiatra Alfonso Caycedo. En esencia, esta técnica te ayuda a ser más consciente de tu modo de vivir, de cuáles son tus emociones, cómo afrontas los conflictos, qué haces para no ser feliz… En definitiva, te ayuda a pensar más en ti mismo a través de la concentración y de la actitud adecuada. El ser humano descubre que puede ser feliz cuando conecta con su verdad interior y entonces, surge un sentimiento que es totalmente natural.

Detrás de este pensamiento existe una filosofía de fondo muy positiva: prioridad del ser respecto del tener. La sociedad actual, por el contrario, se centra más en los valores del consumismo, del materialismo y del tener. Por tanto, se trata de vivir poniendo el valor personal en quién eres y no en aquello que tienes. Lo primero es esencial, por el contrario, lo segundo es accidental, es decir, varía a lo largo de la vida por lo que queda abierto al azar.