La soledad que se vive en la gran ciudad
La soledad se nota mucho más en las grandes ciudades donde se vive la contradicción de estar rodeado de gente en cualquier lugar, y sin embargo, sentir la indiferencia social. La soledad es una compañera de viaje inevitable a lo largo de la vida que solo puede aliviarse cuando cada uno de nosotros, aprendemos a ser nuestros amigos. La soledad surge cuando las personas buscan fuera de sí mismas algo que tienen que encontrar en su interior. Las relaciones sociales no son un sustitutivo de la relación que tienes contigo mismo.

Cómo aliviar la soledad

Para aliviar la sensación de soledad es importante buscar espacios en el día a día para estar a solas contigo mismo, reflexionar de verdad sobre quién eres y dónde quieres llegar. Por mucho que creas conocerte bien, siempre existen puntos por explorar ya que todo ser humano está en una evolución constante. Hoy no eres exactamente el mismo que ayer.

Refuerza el contacto personal con tus compañeros de trabajo y no pierdas la ocasión de sumarte al afterwork. Sal a caminar todos los días por zonas de la ciudad especialmente adaptadas para el paseo. Te encontrarás con otros muchos caminantes durante el trayecto.

También puedes animarte a ser un buen anfitrión organizando planes domésticos. Recibir visitas te ayuda a que tu casa sea un lugar mucho más vivo y lleno de alegría.

Disfruta de la agenda de ocio que se organiza en tu ciudad y participa de una forma activa. Anímate a hacer más visitas a algunos miembros de tu familia a los que no ves con tanta frecuencia.

La soledad que se vive en la gran ciudad

El miedo a la soledad

La soledad no es tanto el problema como el miedo que muchas veces se siente a estar solo. Sin embargo, este miedo puede condicionar tu vida en negativo. Cambia tu forma de pensar y recuerda que te tienes a ti mismo.