Soñar despierto resulta beneficioso para nuestro cerebro
Soñar despierto siempre ha tenido mala prensa. Quienes sueñan despiertos pasan por personas despistadas, que no prestan atención a lo que están haciendo porque están pensando en lo que harán mañana o la semana que viene, o imaginándose cualquier situación, y eso les desconecta de la realidad.

Tanto es así que incluso se consideraba que soñar despierto a menudo era síntoma de enfermedad mental y de siempre nos advertían que debíamos dejar de soñar despiertos y volver a la realidad.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que, según estudios recientes, soñar despiertos es un indicador de que nuestro cerebro está activo y funciona correctamente, y que conlleva múltiples beneficios tanta para nuestra salud mental como emocional.

Así se desprende un estudio publicado en la revista Psychological Science que ha sido llevado a cabo por conjuntamente por investigadores de la Universidad de Wisconsin y por el Instituto Max Plank de ciencias cognitivas y del cerebro, según el cual soñar despierto está relacionado con una mejor memoria operativa, que es aquella que permite al cerebro retener y recuperar la información aunque existan distracciones.

También nos ayuda a resolver conflictos, ya que nos permite revisarlos desde una nueva perspectiva cuando pensamos en ellos, así como dar lugar a nuevas ideas cuando dejamos volar nuestra imaginación en relación a algún problema al que tenemos que hacer frente.

También nos permite relajarnos, ya que, mientras fantaseamos, nuestra mente desconecta de los problemas del día a día, estado que nos lleva a relajarnos a nosotros también.

Por otro lado, nos ayuda a hacer frente a situaciones que nos asustan o nos imponen, ya que al imaginarlas o visualizarlas viéndonos desenvolvernos en ellas sin problemas, adquirimos la capacidad para hacerlo.

Por ello, si sueñas despierto, no dejes de hacerlo, pero no olvides que los sueños sólo se transforman en realidad poniéndolos en práctica.