Sumar calidad al tiempo de ocio
El tiempo de ocio está directamente vinculado con la felicidad. Sencillamente, porque es ese espacio de libertad y de creatividad en el que puedes gestionar y disponer tu presente de una forma libre y autónoma. Separar espacios es indispensable para alcanzar el bienestar. Es decir, no dejes que las preocupaciones laborales contaminen tu plenitud en el tiempo de ocio.

Y tampoco dejes que tu tiempo libre reste calidad al tiempo que pasas en la oficina. ¿Cómo puedes disfrutar mucho más tu tiempo de ocio no sólo del fin de semana sino también, de lunes a viernes? En primer lugar, deja de lado los planes que haces simplemente, por puro compromiso. No tengas miedo de marcar distancia con personas con las que no te sientes tan bien como quisieras. Apuesta por estar en contacto con aquellos que de verdad te aprecian.

Por otra parte, no pases tu tiempo libre siempre en casa. Haz cosas nuevas, toma la iniciativa de planes interesantes, anímate a romper la rutina. Los planes producen emociones que son los que alimentan el espíritu. Existen actividades sencillas que son gratificantes: ir al cine para ver una película, asistir a un concierto de música, hacer turismo por la ciudad, comer en el campo en primavera, realizar una visita sorpresa a un familiar…

Además, en ocasiones, el tiempo de ocio no se aprovecha al cien por cien, porque algunas personas siempre quedan a la espera de poder hacer todas las actividades en grupo o en compañía de alguien más. Anímate a hacer cosas que te gusten solo, de este modo, también ganas en autonomía e independencia. Por otra parte, al realizar planes en solitario también descubres que tienes facilidad para conocer gente nueva en nuevos entornos. Parte de ese tiempo libre también puedes disfrutarlo en casa: ver la televisión, escuchar música, cocinar o descansar son varias opciones de entretenimiento.