Superación personal: desarrolla tu sentido común
El sentido común tal vez sea el más difícil de determinar como bien muestra el hecho de que los demás hacen cosas que tú no comprendes y que tú mismo actúas de un modo que otros no comparten. Se trata de un tema lógico teniendo en cuenta que cada persona se mueve en base a sus valores y a una línea de conducta ética. La ética es la ciencia que versa sobre el obrar correcto.

El sentido común en cierto modo remite a la lógica, a aquello que parece no sólo racional sino también adecuado y bueno para el ser humano. Lo contrario, lo irracional, tal vez sea muy creativo desde un punto de vista artístico en tanto que a veces, la inspiración poética puede surgir de experiencias que tienen poco o nada que ver con la realidad. Sin embargo, a la hora de aprender a vivir con coherencia merece la pena apostar por aquello que es acorde a la naturaleza humana. Una naturaleza humana que está determinada por la inteligencia y por la voluntad.

El sentido común debe utilizarse especialmente en ciertas situaciones. Por ejemplo, cuando has discutido con una persona, es importante, dejar de querer llevar la razón en todo y entender que la reconciliación te aporta más que el enfrentamiento constante. Del mismo modo, el sentido común es el que puede protegerte de permanecer enganchado a situaciones poco gratificantes desde un punto de vista emocional. Se trata de situaciones que lejos de hacerte sentir bien, limitan tu dignidad y tu nivel de felicidad.

Debes utilizar tu sentido común para poner ciertos límites a algunas situaciones y para saber hasta dónde puedes llegar. Por ejemplo, en el amor, no es bueno tener esperanza a cualquier precio, de lo contrario, puedes vivir enamorado en secreto de otra persona durante años. Tu sentido común debe decirte sencillamente, que el otro no tiene interés en ti.