Superar el miedo a envejecer
Casi siempre, la vejez se relaciona con la muerte, la incapacidad física, la pérdida de memoria, la soledad o el deterioro del cuerpo. Sin embargo, es importante lograr derribar esos pensamientos negativos para disfrutar de esta etapa de la vida. Te damos algunos consejos para llevar tu vejez con el mismo buen humor de siempre.

No escuches los mitos porque muchos de ellos están cargados de prejuicios relativos a lo que supone hacerse mayor que perjudican la mentalidad saludable durante esta larga etapa de la vida. Tampoco se puede negar la evidencia, pues debes comprender que te vas a enfrentar con cambios físicos y psíquicos, pero eso no supone que seas demente, tengas impotencia sexual, incapacidad física, pérdida de capacidades intelectuales, soledad o inutilidad. Es una etapa de la vida que será vivida según la expectativa que tengas de ella.

Nunca pierdas una actitud sonriente delante de las circunstancias. El envejecer no tiene una percepción universal y única, sino que cada persona lo vive de una manera diferente. Entiende que no puedes depender exclusivamente de tu edad cronológica, sino que es más importante tu forma de ser, personalidad y contexto social. Acepta el paso del tiempo con una actitud que refleje tus ganas de seguir viviendo.

Recuerda que nadie puede vivir eternamente, somos parte de un ciclo. Lo verdaderamente importante está en disfrutar de cada segundo como si fuera el último. Es cierto que la belleza suele estar asociada a la juventud. Debido a eso, prácticamente todo el mundo intenta retrasar el proceso de envejecimiento con tintes para el cabello, cremas, maquillajes o hasta cirugías estéticas. Pero el transcurso de la naturaleza nadie lo puede evitar. Nos hacemos mayores y tenemos que asumirlo como tal. El tiempo pasa para todos.