Superar el miedo a hablar en público
Para la mayoría de las personas, hablar en público supone una experiencia desagradable a la que les resulta muy desagradable, e incluso imposible, hacer frente, hasta tal punto que la sola idea de tener que hacerlo les provoca un gran grado de ansiedad y una gran tensión, por lo que prefieren evitarlo.

Sin embargo, en muchos puestos de trabajo hablar en público entra a formar parte de las funciones del puesto, normalmente realizando presentaciones bien ante clientes, ante los compañeros o ante los jefes, y en ese momento negarnos a realizarla por no poder superar nuestro miedo a hablar en público puede suponer un estancamiento en nuestro desarrollo laboral o, incluso la posibilidad de perder el empleo.

Aunque a veces parezca imposible, éste miedo se puede superar. Todos hemos oído a grandes actores que cada día se suben a escenarios delante de cientos de personas decir que no saben hablar en público, pero lo superan. Lo primero que debemos tener claro, entonces, es que es una habilidad que, como otras muchas, se puede entrenar, y que según nos vayamos acostumbrando, iremos perdiendo el miedo.

Lo primero que deberemos hacer es preparar bien la presentación o charla que deberemos dar. De ese modo, sabiendo que estamos bien preparados, el miedo será menor. Si lo necesitamos, podemos prepararnos unas fichas que nos sirvan como guía. Así evitaremos el miedo a quedarnos en blanco y perder el hilo de la exposición.

Puedes grabarte en vídeo y después ver la grabación, para verte desde fuera y percibir qué cosas puedes cambiar. En este punto es importante que te estuches para determinar si hablas y pronuncias con claridad o si debes mejorar la dicción de alguno de los puntos.

Si puedes, familiarízate con el lugar donde vayas a hacer la presentación. De ese modo te sentirás más seguro, porque ya conoces el entorno.