Superar el miedo al rechazo
El miedo al rechazo paraliza porque es una sensación muy desagradable y además común entre las personas. Cuando se siente este miedo la persona que lo padece se deja llevar por esta sensación irracional ante amenazas o un rechazo que la mayor parte de las veces no son reales. Si esto te ocurre puede que te sientas juzgado todo el tiempo y es posible que te falte confianza en ti mismo, quizá por malas experiencias pasadas.

Es habitual que este temor crezca en la infancia, cuando el rechazo significa el fin. Por ejemplo si tus padres te hubieran dejado de cuidar, o de alimentar, o de protegerte seguramente no habrías sobrevivido solo. Pero este miedo al rechazo natural es normal desterrarlo sin más importancia. Pero si tú en tu vida diaria sigues sintiendo miedo al rechazo por las personas que te rodean, sigue leyendo.

Identifica y acepta tus sentimientos

El miedo al rechazo es más común de lo que te puedes imaginar. Es posible que algunas personas no sientan este miedo porque no han tenido malas experiencias en su vida o porque las han podido afrontar gracias a sus recursos de comunicación pero existen otras personas que en su “mochila emocional” hay mucha más carga.

Superar el miedo al rechazo

Adiós miedo

El miedo es únicamente una sensación que puedes identificar, saber por qué ocurre, pasar por ella, superarla y seguir vivo, y lo mejor, seguir hacia delante en un mejor rumbo.

Es por eso que no debes obsesionarte con esta mala sensación, no es un muro electrificado por el que no puedas pasar, así que vívelo cómo es, una sensación que te avisa y que puedes mejorar.

Desde otra perspectiva

Cuando eres adulto tienes más poder en tus sentimientos que cuando eran un niño o un adolescente, así que aprovecha ese poder que tienes sobre ti mismo para tu beneficio y para sentirte bien, primero, contigo mismo.