Superar la adicción a la televisión
Enciendes la televisión sin darte cuenta ya que empezaste enchufándola para entretenerte y para que te hiciese compañía, esto no es malo porque todos o casi todos, lo hacemos. Pero actualmente la realidad está empezado a cambiar y ahora resulta que la televisión se pasa encendida horas y horas ya que te has acostumbrado a tener ese “ruido de fondo” y te encuentras extraño estando en silencio. ¿Te suena? Si es así sigue leyendo, porque debes aprender a controlar ese impulso que te hace encenderla cada día.

Escucha a tu entorno

¿Es posible que hayas recibido alguna vez alguna crítica de familiares o amigos por preferir un programa de televisión a su compañía? Si es así, deberías escuchar lo que te están diciendo, porque de lo contrario es posible que pierdas la relación con esa persona o incluso perder amistades.

Cambia el hábito

De forma gradual debes abandonar ese hábito que te domina. Para ello asigna determinados días de la semana a otras actividades, como por ejemplo: salir con las amigas, ir al parque con tus hijos, salir con tu pareja a pasear, una tarde en el gimnasio, leer…

Superar la adicción a la televisión

Música

Cambia la televisión en algunos momentos puntuales del día por poner música de fondo en tu casa. Por ejemplo a la hora de la comida en lugar de ponerte la televisión de fondo y comer casi de forma automática, pon una música que te relaje y te guste. También puedes hacer esto antes de irte a dormir.

Leer

Igual que te acabo de explicar con la música hazlo con un libro, sobretodo antes de irte a dormir. Apaga la televisión y disfruta de ese libro que lleva tanto tiempo apartado por “falta de tiempo”.

Disfruta del silencio

El silencio también te puede contagiar de buenas sensaciones: escucha el murmullo del canto de los pájaros, de cómo juegan los niños en el parque, los sonidos de la calle… Escribe en un bloc de notas las diferentes sensaciones que te producen.