Estrategias para adaptarte mejor a los cambios vitales
La adaptación al cambio es una realidad inherente a la propia vida. De hecho, dicha adaptación es una de las fortalezas de la supervivencia emocional en el plano laboral. Pero en el ámbito personal, también existen cambios diarios. ¿Cómo adaptarte a ellos con una actitud positiva y abierta? En primer lugar, intenta vivir el presente. Detrás de un cambio existe cierto vértigo al futuro y a aquello que está por llegar. Comprender el proceso emocional de un cambio también te ayuda a adaptarte mejor. Por ello, piensa que en unos días o en unas semanas, como mucho, te habrás integrado a tu nueva rutina. Y de hecho, disfrutarás con ella.
Seguir leyendo