La adicción al trabajo
En nuestra sociedad actual el puesto de trabajo adquiere cada vez más importancia. Para la mayoría de las personas es tan sólo un medio de ganarse la vida, pero para otras el trabajo puede llegar a ser una auténtica obsesión, convirtiéndolo en el eje central de su vida y desatendiendo el resto de sus áreas personales.

En este hecho influye el miedo que muchos trabajadores sienten a no estar a la altura de lo que se espera de ellos. Hoy en día se supone que el trabajador debe tener multitud de habilidades y capacidades, y todo ello puede hacer que un trabajador termine siendo un adicto al trabajo.

A esto contribuye el hecho de que, así como otras adiciones como el alcohol o las drogas están mal vistas socialmente, renunciar a la vida personal por el trabajo sí está aceptado socialmente, por lo que muchas veces el sujeto no es consciente de que está sufriendo dicha adicción.
Seguir leyendo