La adicción al ejercicio físico
El ejercicio físico es muy saludable, sin embargo, cuando la obsesión por el deporte limita la vida personal al robar espacio a otros ámbitos de la vida tan importantes como la amistad, entonces, se convierte en una adicción. Sin embargo, como el deporte está asociado a efectos saludables en sí mismo, resulta más difícil para las personas identificar cuándo algo no va bien en este ámbito.

Mientras que el deporte practicado con medida potencia el bienestar físico y mental, por el contrario, la adicción al deporte puede producir lesiones físicas y también, daño emocional: insatisfacción, baja autoestima, cambios de humor, relación de dependencia respecto de alguna actividad física.
Seguir leyendo

Adictos al correo electrónico
Junto con el teléfono móvil, el correo electrónico es sin duda una de las herramientas que más ha facilitado la comunicación inmediata entre personas, sin importar el lugar del mundo en que se encuentren. El correo electrónico nos permite mantener relaciones laborales con personas que están al otro lado del mundo y mantenernos en contacto con amigos y familiares. Sin embargo, lo que para muchos es una herramienta de comunicación, para otros se ha convertido en una adicción de la que no se pueden librar.

Quienes sufren esta adicción, nada más levantarse miran su correo para comprobar si tienen algún mensaje nuevo. A lo largo del día, lo comprueban cada diez minutos, ya estén conectados a un ordenador o a un dispositivo móvil, interrumpiendo cualquier actividad para hacerlo, ya que sienten la necesidad imperiosa de responder inmediatamente. Por otro lado, cuando no pueden consultar su correo o no reciben e-mails, experimentan sentimientos de soledad, nerviosismo o ansiedad similares a los de cualquier otra adicción, con lo que al final termina interfiriendo en nuestra vida profesional y profesional, que pasan a un segundo plano ante el correo electrónico.
Seguir leyendo

¿Cómo saber si eres adicto al móvil?
Una adicción muestra una dependencia del sujeto respecto de un objeto. Es decir, más allá de que siempre se ha hablado mucho sobre adicciones a sustancias como el alcohol, el tabaco o las drogas, la realidad es que también se puede ser esclavo de otro tipo de hábito. En este sentido, las nuevas tecnologías marcan una nueva tendencia. Por ello, van en aumento los casos de personas que están enganchadas al teléfono.

En primer lugar, conviene puntualizar en positivo que un teléfono móvil ofrece muchos servicios interesantes: puedes llamar ante una emergencia (algo que te aporta seguridad), puedes utilizarlo como despertador cada mañana, es posible hacer fotografías, también te recuerda las fechas de los cumpleaños de amigos y familiares… En definitiva, el móvil es un aparato que por méritos propios hace más cómoda la vida de la persona. El punto está en que más allá de todas esas comodidades, lo importante es aprender a utilizar el teléfono en positivo en vez de tener una dependencia absoluta.
Seguir leyendo

Características de la adicción a las compras
Cuando hablamos de adicciones, estamos acostumbrados a conocer información sobre los efectos que produce en la salud la adicción al tabaco. Del mismo modo, también existe una clara conciencia a nivel social sobre la problemática que esconde la adicción a las drogas o al juego. Sin embargo, con el paso de los años surgen nuevos tipos de trastornos ante los que conviene estar atento.

Una de las nuevas adicciones es la adicción a las compras. Un nuevo modo de dependencia que, en cierto modo, brota de forma directa en una sociedad en la que los valores del consumo y el confort son extremos. La compra se convierte en una necesidad en el momento en que una persona no se siente libre a la hora de decidir no comprar algo aunque sea algo que le guste mucho. De hecho, aquellas personas que tienen este tipo de trastorno, sienten una especie de gratificación en el momento en que compran un objeto, por ejemplo, una prenda de ropa. Sin embargo, este sentimiento de aparente satisfacción desaparece pronto, ya que no se trata de una compra basada en la necesidad y en la utilidad sino en el deseo.
Seguir leyendo

Convivir con un alcohólico
Muchas personas se encuentran en la tesitura de convivir con un miembro de la familia que padece alcoholismo. Según los expertos, el alcoholismo puede ser considerado como una enfermedad familiar, ya que no afecta tan sólo a al persona que se alcohólica, sino también a todos quienes conviven con esta persona. Esta convivencia no siempre es fácil, y de hecho es una situación a la que muchas personas no saben cómo hacerle frente, como ocurre en la mayoría de los casos de adicción.

La convivencia con un alcohólico es una situación dura y que lleva muchas veces a los familiares a situaciones límite. Por ello es necesario seguir unas pautas a la hora de convivir con este problema:

– Cuidarse a uno mismo: No podemos ayudar al otro si no estamos bien nosotros. Cuidar de la propia salud y saber manejar las propias fuerzas es un requisito indispensable, que no sólo actúa a nuestro favor, sino también en el de la persona alcohólica.
Seguir leyendo

Adictos a la adrenalina
Actualmente están muy de moda los denominados deportes de riesgo. Ya sea lanzarse en paracaídas desde lo alto de una montaña o una avioneta, nadar entre tiburones o hacer rafting en ríos altamente peligrosos, muchas personas disfrutan en gran medida de este tipo de actividades, las cuales, a la mayoría, nos resultan altamente estresantes e incluso amedrentadoras. ¿Qué hace que estas personas busquen el riesgo una y otra vez?

Esto se debe a que, cuando estamos atravesando por una situación muy estresante, nuestro cerebro hace que las glándulas suprarrenales descarguen adrenalina, una hormona que se encarga de aumentar la presión arterial, liberar el azúcar contenido en el hígado y aumentar nuestro ritmo cardiaco, es decir, prepara todo nuestro organismo para hacer frente a una amenaza.
Seguir leyendo

Por qué nos hacemos adictos
Cuando pensamos en una adicción, solemos pensar en el alcohol o las drogas. Sin embargo, existen multitud de sustancias, hábitos y cosas a las que podemos ser adictos, tantas que la lista sería innumerable: comida, alcohol, drogas, tabaco, juego, al móvil, Internet, sexo, trabajo, dinero…, etc. Si resulta curioso el hecho de que sea tan sencillo caer en una adicción, también lo es que unas personas tengan más propensión para ellos mientras que parece que otras son inmunes a las adicciones. ¿Qué es lo que provoca la adicción?

Existen diferentes estudios que muestran que existe una carga genética por la cual se hereda la predisposición a sufrir una adicción. Esto se ha comprobado tras detectarse que existen ciertos rasgos genéticos que poseen quienes sufren alguna adicción que no tienen quienes no la sufren, como cambios en como procesan o producen neurotransmisores en sus cerebros.
Seguir leyendo

Adicción a las compras
La Navidad es seguramente una de las épocas del año en las que más tiempo y más dinero destinamos a las compras, ya sean regalos, adornos, alimentos para fechas especiales… para la mayoría de nosotros esto no supone un problema, pero sí lo es para todas aquellas personas que sufren adicción a las compras, adicción a la que todos estamos expuestos dado nuestro estilo de vida y que suele tener consecuencias nefastas para quien la sufre.

La adicción a las compras se da cuando la persona siente el impulso y la necesidad de comprar sin poder controlarlos. Mientras adquiere distintos artículos, la persona se siente eufórica y se olvida de todo lo que la rodea, pero tras volver a casa la invaden sentimientos de culpa y de vergüenza que hacen una gran mella en su autoestima.
Seguir leyendo