Diferencias entre amar y querer
Amar y querer son dos sentimientos muy similares, tanto es así que con frecuencia se pueden utilizar en el mismo contexto. Por ejemplo, una persona puede decirle a su pareja que le quiere o que le ama. Dos fórmulas que sirven para demostrar el amor sincero por el otro. En cambio, para demostrar dicho afecto por los familiares o amigos se utiliza de forma más frecuente el mensaje “te quiero”. El querer también puede extenderse a objetivos personales e incluso a cosas materiales como cuando afirmas que quieres comprarte un objeto determinado o cuando afirmas que quieres cumplir un deseo.
Seguir leyendo

Amar desde la independencia
El ser humano es libre, por tanto, nunca debe de perder su individualidad. Esto implica que debes animarte a realizar tus sueños más allá de que la opinión de tus padres, sea diferente a la tuya. Por otra parte, también tienes que tener la capacidad de dar tu opinión sobre un tema en concreto delante de tus amigos, en una reunión de trabajo o en cualquier entorno.

Nadie puede vivir queriendo agradar a todo el mundo. Siempre habrá alguien que piense diferente o que tenga menos afinidad contigo. Se trata de algo totalmente lógico y natural, teniendo en cuenta que cada persona es única e irrepetible. Por tanto, intenta agradarte a ti mismo para poder sentirte mejor con los demás. De lo contrario, en caso de tapar u ocultar tu verdadera personalidad te sentirás mal contigo.
Seguir leyendo