Consejos para cuidar la amistad en tu vida
Cuando se habla de conciliación suele ponerse el acento en la organización del tiempo en relación con el trabajo y la vida familiar, sin embargo, la amistad resulta igualmente significativa y valiosa. Lo ideal es que el verano, como época de actividad social, no quede allí y prolongues esta actividad durante el otoño. La amistad requiere de compromiso, constancia, atención, generosidad y amabilidad. Lo que ocurre cuando alguien nos propone un plan y constantemente lo aplazamos, es que esa persona dejará de escribirnos en algún momento.

Y es lo que puede ocurrir en situaciones de confianza en las que uno da por supuesto que el otro estará allí siempre. Es saludable que recordemos que la vida cambia, y por tanto, es recomendable llegar a puntos de encuentro con los amigos, buscar espacios compatibles en la agenda para disfrutar de actividades que pueden ser muy cotidianas. Por ejemplo, un amigo puede acompañar a otro mientras realiza algunos recados. Para cuidar la amistad lo que de verdad importa es querer estar, no tanto el plan a realizar.
Seguir leyendo

Rasgos de una persona que tiene poca empatía
Existen distintos tipos de inteligencia y la emocional es una de las más importantes. Existen características típicas de una persona con poca empatía. Puede que en algún momento de tu vida, tengas que resolver un conflicto con una persona que está encerrada en su propio punto de vista y que minimiza la importancia de tu propia opinión. Personas que viven desde el filtro del “yo” pero no se preguntan cómo pueden hacer sentir sus actitudes a los demás. De este modo, no miden con la misma objetividad ambos planos de la relación: yo-tú.

Restan valor a aquellas acciones que cometen y que, sin embargo, critican duramente en los demás. Este es otro de los rasgos frecuentes de una persona con poca empatía puesto que no establece vínculos desde una igualdad real sino desde el complejo de superioridad o, en algunas ocasiones, también desde el complejo de inferioridad.
Seguir leyendo

Cómo alimentar la autoestima de tus amigos
Cuando alimentas la autoestima de tus amigos, consigues dos objetivos igualmente saludables. Por una parte, con tu compañía nutres el ánimo de esa persona para que se mire con mejores ojos a sí misma. Y a su vez, también se siente mejor contigo. No siempre alimentamos la autoestima de los amigos (ni alimentan la nuestra) del modo posible y deseado.

En la mayoría de las ocasiones, porque nos callamos muchas de las cosas buenas que pensamos sobre ellos al darlas por supuesto o incluso, al creer que siempre estarán allí. Sin embargo, es recomendable cambiar de actitud.
Seguir leyendo

Beneficios de la amistad cuando estás en un buen momento
Con frecuencia, se habla mucho sobre los beneficios de la amistad verdadera cuando atravesamos un momento de tristeza pero no tomamos la misma conciencia de los efectos secundarios agradables que aporta este vínculo cuando estamos en una situación de alegría.

Los amigos verdaderos no solo intentan estar ahí en los malos momentos de tristeza, sino también, acompañar en la alegría y la celebración. Esta visión de la amistad parte de una filosofía positiva de la vida. ¿Qué efectos produce este vínculo amistoso?
Seguir leyendo

Buscar la aceptación de los demás
Existe una actitud posible que cualquier persona ha podido adoptar en algún momento de su vida de un modo más o menos habitual: buscar la aprobación de los demás responde a esa necesidad de amor y reconocimiento que todo ser humano tiene en su corazón. Sin embargo, cuando buscamos esta aprobación externa es porque el vínculo que mantenemos con nosotros mismos se ha debilitado.

Esta necesidad de aceptación roba naturalidad a las relaciones personales ya que quien se encuentra en este rol desea agradar a los demás, incluso más allá de su propio criterio. La soledad también puede ser una causa de esta situación emocional.
Seguir leyendo

No dejar de lado a los amigos tóxicos
El concepto de amigos tóxicos tan utilizado en la actualidad parece haberse convertido en una etiqueta recurrente para clasificar a aquellas personas cuyos comportamientos pueden resultar incómodos y molestos para los demás. Sin embargo, cuando se habla sobre la amistad tóxica, en la mayoría de las ocasiones se utiliza este concepto para señalar con el dedo el comportamiento de los demás y no se utiliza para hacer autocrítica en primera persona.

Antes de dejar de lado a un amigo que tiene comportamientos tóxicos conviene comprender que todos somos susceptibles de haber tenido comportamientos de este tipo a lo largo de nuestra vida. Por otra parte, la paciencia también es una virtud importante en relación con el cariño. Aspirar a la perfección produce la frustración de que nadie logre estar a la altura de ese ideal.
Seguir leyendo

El aprendizaje de la amistad
La necesidad de tener amigos es vital e inherente a la naturaleza humana. Las grandes lecciones de la vida comenzamos a ponerlas en práctica en la niñez. La amistad es una de ellas puesto que los niños adquieren vínculos de compañerismo y relación con compañeros de clase y establecen juegos improvisados en el parque con otros niños. Los seres humanos tienen la necesidad emocional de comunicarse y compartir su mundo interior con otras personas. En la etapa infantil, los compañeros de juegos son personas de la misma edad o similar.

Sin embargo, en la etapa adulta el factor edad pierde peso y las personas pueden sentirse muy bien al establecer lazos de amistad intergeneracional.
Seguir leyendo

La amistad fortalece la salud emocional
La amistad es un sentimiento muy importante como muestra el ejemplo de los niños que desde temprana edad comienzan a establecer lazos de amistad y compañerismo en la guardería. La amistad refleja la necesidad interior de compartir la vida en compañía de otras personas que se convierten en testigos de vida. La amistad reduce el sentimiento de soledad, eleva el nivel de resiliencia ya que la persona siente que cuenta con apoyos para hacer frente a la adversidad y para celebrar los momentos felices.

La amistad aporta un reconocimiento externo ya que cada persona se observa a sí misma en el espejo de la mirada ajena. Un espejo que ofrece una información complementaria de uno mismo ya que existen ámbitos de la identidad personal que son ignorados por el sujeto y que, sin embargo, se observan con más facilidad de una forma externa.
Seguir leyendo