Anclajes emocionales
La mente es un universo abierto que la verdad, es que nunca deja de sorprendernos. El mapa mental tiene sus propias trampas en relación con la felicidad. Así sucede, por ejemplo, en el caso del autoengaño. Te crees que eres capaz de lograr un objetivo cuando no es así. Es decir, te sientes en medio de una película que tarde o temprano cae para dar paso a la realidad más cruda.

Del mismo modo, también puede suceder que la mente sea tu peor enemiga a la hora de alcanzar la felicidad, sencillamente, porque te fijas más en lo negativo que en lo positivo, es decir, das más importancia a aquello que te falta que aquello que ya tienes. Pero la mente también tiene sus propios anclajes, algunos son positivos pero otros son negativos. ¿Qué es un anclaje emocional?
Seguir leyendo

Cómo cambiar tus emociones con PNL
Un anclaje es un proceso que nos va a ayudar a transformar sensaciones negativas en positivas a través de un proceso mental. Cuando creamos un anclaje lo que hacemos es programar a nuestro cerebro para que tenga un respuesta positiva a un determinado estímulo en el momento en que lo necesites, es decir, que te haga sentir bien en un situación en la que te sientas ansioso, angustiado o tengas miedo.

Para crear un anclaje es necesario seguir los siguientes pasos:

– Determina cómo te quieres sentir: Si quieres sentirte motivado, tranquilo, relajado, confiado, etc. Es necesario que lo definas muy bien y siempre de modo positivo. Por ejemplo: “¡Quiero estar tranquilo”.
Seguir leyendo