Sentimientos frecuentes en un bajón anímico
Uno de los síntomas que indica cómo todavía nos queda mucho por avanzar a nivel de inteligencia emocional es que solemos utilizar conceptos generales para identificar nuestro estado de ánimo. Seguro que en algún momento has dicho o has escuchado a alguien el término “estar de bajón”. ¿Pero qué sentimientos son los que realmente se producen cuando estamos en este punto? Poner nombre a los sentimientos, uno a uno, puede ayudarte a conocerte mejor a ti mismo.

Tristeza

La tristeza es uno de los sentimientos habituales en este estado emocional. Existe cierto apagamiento anímico, como si estuviéramos menos vitales. En ese caso, la tristeza tiene una causa específica aunque no la hayamos identificado. Puede estar producida por un hecho en concreto o por la suma de varios factores que no se resolvieron en su momento y han producido una reacción en cadena.
Seguir leyendo

Cómo superar el trastorno afectivo estacional
Algunas personas sufren especialmente durante el otoño una apatía que se conoce como el trastorno afectivo estacional. La principal causa de este malestar anímico es la reducción de horas de luz natural propia del otoño y el invierno. No todas las personas son igual de vulnerables ante este aspecto, de hecho, también hay gente a la que le encanta el otoño.

Sin embargo, quien sufre el trastorno afectivo estacional experimenta síntomas molestos e inómodos: somnolencia y deseo de dormir durante más tiempo, pereza y apatía, falta de interés por las relaciones sociales, incapacidad para disfrutar de cosas que previamente sí eran causa de deleite.
Seguir leyendo

Situaciones que producen cansancio
El cansancio forma parte del sentimiento interno que podemos experimentar en distintas situaciones de la vida. Si desde un punto de vista metafórico la vida es un camino, está claro que las personas que recorren ese camino necesitan pausas y respetar su ritmo para avanzar. Existen situaciones que producen una sensación similar al síndrome del quemado. Así pasa cuando el cansancio se torna agotamiento.
Seguir leyendo

Apatía social
En la vida no todo es perfecto ni de color de rosa. Y mucho menos, cuando hablamos de un periodo largo de tiempo. Incluso los matrimonios más perfectos, por ejemplo, tienen diferencias, peleas y discusiones que a veces, son de lo más absurdas. Pues bien, precisamente en relación con el ámbito interpersonal, la suma de varias decepciones personales puede conducir al sujeto a la apatía social.

Es decir, a la falta de interés por hacer planes con los demás, a la sensación de falta de sentido y también de soledad. Pero especialmente, surge la insatisfacción de no alcanzar un ideal de amistad elevado. Por ello, ante la sensación de dolor que produce la aparente derrota de no encontrar aquello que se busca, la persona deja de intentarlo.
Seguir leyendo