Las claves para decir no de un modo asertivo
La asertividad es una forma de comunicación que potencia la amabilidad en el trato. Existe un punto que puede ser foco de conflicto interno para una persona: decir no a la petición de un amigo o familiar. El primer punto para potenciar la asertividad en este ámbito parte de reconocer que las necesidades personales de cada uno no siempre coinciden como en un puzzle. Cada ser humano es diferente.
Seguir leyendo

Cómo superar las diferencias en una discusión
Una discusión no tiene por qué vivirse como un foco de conflicto sino como una conversación en la que existen distintos puntos de vista. Existen algunos pasos efectivos para superar las diferencias en una discusión.
Seguir leyendo

Mantener la asertividad frente a las críticas: el banco de niebla
A menudo nos encontramos con gente que critica nuestra forma de pensar o actuar. Cuando esto ocurre, no siempre sabemos defendernos de estas críticas, y terminamos sintiéndonos mal e incluso culpables, o nos enzarzamos en una discusión sin fin con el otro con objeto de demostrarle que está equivocado y que no tiene razón, discusiones que suelen dejarnos agotados y frustrados.

Mantener la asertividad frente a la crítica no es sencillo, pero si queremos lograrlo, debemos recordar que sólo nosotros podemos juzgar nuestro comportamiento, ignorando las críticas de los demás y manteniéndonos asertivos frente a ellas. Una estrategia para lograrlo es la conocida como “banco de niebla”, que nos permitirá no reaccionar a las críticas de forma sumisa ni agresiva.
Seguir leyendo

Técnicas para mejorar la asertividad: el disco rayado
Para hacer valer nuestros derechos, aprender a decir no y a defendernos cuando alguien nos ataca verbalmente es necesario ser asertivo. Sin embargo, la asertividad es una cualidad con la que no nacemos, sino que debemos aprenderla. Si hemos crecido en un entorno asertivo, nos resultará muy fácil, pero si no es así, deberemos poner en práctica una serie de técnicas que nos ayudarán a lograrla poco a poco y con práctica.

Una de estas técnicas es de la denominada el disco rallado, que resulta especialmente útil cuando queremos defender nuestro derecho a tomar nuestras propias decisiones y a no dejar que nos manipulen por el sentimiento de culpa o los chantajes emocionales.
Seguir leyendo

Los tres tipos de comunicación
Existen diferentes tipos de comunicación. Sin duda, la asertividad es una meta a alcanzar pero dicha meta, no resulta siempre tan sencilla de llevar a cabo. Existen personas, por ejemplo, que son capaces de tener una comunicación asertiva con la familia y los amigos, sin embargo, no se muestran así en el trabajo donde muchas veces, se callan aquello que piensan. La asertividad implica defender los propios derechos e ideas en base al respeto hacia uno mismo pero sin perjudicar al otro. Por esta razón, la asertividad te aporta fortaleza emocional ya que a través de este tipo de comunicación la persona se muestra tal y como es, y es capaz de decir lo que piensa a pesar de que el entorno piense todo lo contrario.
Seguir leyendo

Estrategias para decir no
Son pocas las personas que se sienten completamente libres para decir no ante una petición. La mayoría, por el contrario, siente que está siendo egoísta y que negarse ante una solicitud es defraudar al otro, y por ello se fuerzan a cumplir con lo que el otro les pide aunque ello les suponga un sobresfuerzo tanto físico como emocional.

Esta situación es muy habitual en personas que tienen baja autoestima o son inseguras, y se sienten paralizadas y culpables cuando tienen que decir que no. Lograr hacerlo liberándose de la culpabilidad necesitará tiempo y práctica, pero existen unas estrategias que nos ayudarán a hacerlo con mayor facilidad y lograr que, cada vez, nos resulte más sencillo.
Seguir leyendo

Aprende a decir las cosas de forma asertiva
Existen personas que confunden una petición hacia el otro con una obligación. Es decir, se creen que el otro tiene la obligación de hacer tal cosa o tal otra cuando la realidad es que la libertad humana es la base de la ética y de la acción correcta. Aprender a pedir las cosas, por favor, es algo básico desde un punto de vista emocional para que el otro no se sienta presionado cuando le decimos algo. Al revés, para que se sienta valorado y reconocido.

Aprender a pedir las cosas de forma asertiva implica entender que las formas son más importantes de lo que parece en la comunicación humana. Y la asertividad no sólo remite a la palabra sino también, al lenguaje corporal. Por otra parte, mientras que cuando utilizas una comunicación agresiva tiendes a atarcar al otro, por el contrario, en la asertividad tomas la primera persona como un modo de llegar mejor al otro. Puedes empezar a poner en práctica la asertividad proponiendo planes sencillos a un amigo por ejemplo.
Seguir leyendo

Solucionar conflictos de forma asertiva
En el trabajo, con la familia, con nuestra pareja… son muchas las situaciones en las cuales pueden surgir conflictos, y, dependiendo de cómo los solucionemos, mejoraremos o empeoraremos nuestras relaciones personales. Por ello, cuando tengamos un conflicto con alguien, deberemos siempre intentarlo solucionar de modo asertivo, y para ello seguiremos una serie de pasos, denominados técnica DESC:

– Describir los hechos de la forma más objetiva y clara posible. No se trata de saber quién hizo qué, sino cuál es el conflicto que hay que solucionar. De este modo, el otro no sentirá que estamos personalizando o culpándole del conflicto, sino que lo que se busca es una solución que sea ventajosa para ambos. Una vez que el conflicto se despersonaliza, es más sencillo solucionarlo con objetividad, dejando las emociones a un lado.

– Expresaremos en qué puntos no estamos de acuerdo, cómo nos sentimos y qué pensamos acerca del comportamiento del otro. Es importante que empecemos las frases con yo, “yo me siento, yo opino”, en lugar de “es que tú…”, lo cual llevaría al otro a ponerse a la defensiva.
Seguir leyendo