Cómo defenderse de los ataques emocionales
Muchas personas no saben gestionar sus emociones. Por ello, si están pasando por un periodo de angustia, de dolor emocional, de estrés o parecido y no saben desactivar o manejar dichas emociones es habitual que las redirijan a hacia otras personas para sentirse mejor, y habitualmente lo hacen contra las personas con las que viven o trabajan, causándoles un gran daño emocional, aunque no sea de forma intencionada.

Si somos nosotros las víctimas de esos ataques emocionales, cuando esto ocurre, por mucho que analizamos la situación no encontramos qué es lo que pudo despertar la ira del otro, para que nos hable de ese modo, y acabamos agotados, confundidos y, con frecuencia, dañados emocionalmente, a veces de forma profunda. Por ello, es importante saber cómo actuar ante un ataque emocional y evitar que nos haga daño o nos hunda emocionalmente.
Seguir leyendo