Beneficios del autoconocimiento personal
Si nos preguntan si nos conocemos a nosotros mismos, seguramente responderemos sin dudar que sí. Al fin y al cabo, somos con quienes convivimos 24 horas al día y nadie puede conocernos mejor que nosotros. Ese conocimiento, sin embargo, está muy imbuido de lo que nos demás nos dicen que somos o piensan que somos, especialmente en la niñez, donde la valoración y la apreciación de los demás es el espejo donde nos miramos esperando encontrar una imagen de nosotros mismos.

Eso puede hacer que crezcamos sin conocernos realmente, creyendo que nos conocemos, aunque realmente no sea así, sino que nos continuamos basando este autonocimiento primero. Esto, sobre todo si la valoración es negativa, puede limitarnos en el desarrollo pleno de nuestra vida, por lo que, para lograrlo, es imprescindible llegar a un autonocimiento personal veraz y objetivo de nosotros mismos.
Seguir leyendo

Cómo lograr el autoconocimiento
Si realmente queremos mejorar o cambiar aquello que nos impide lograr lo mejor de nosotros mismos, el primer paso que debemos dar es conocernos mejor y de la manera más honesta posible, es decir, conocer lo bueno, lo malo y lo que no nos gusta de nosotros.

Pero ¿cómo se logra ese autonocimiento? ¿Cómo logramos sacar a la luz esas zonas que son oscuras para nosotros?

En primer lugar, podemos examinar nuestra propia vida, sobre todo aquellos momentos en los que estuvimos a punto de lograr lo que queríamos y nos echamos para atrás. No se trata de culparnos, ni de cargar contra nosotros mismos, tan sólo de observar y de notar qué es lo que nos impidió lograrlo, si tuvimos miedo al éxito o al fracaso, si no estábamos preparados, si pensábamos que no nos lo merecíamos, etc.
Seguir leyendo

Descubre lo que otros piensan de ti
La realidad es que a la hora de ser feliz es importante no pensar en el qué dirán, es decir, tener un criterio propio para afrontar el destino bajo un punto de vista autónomo. Sin embargo, el autoconocimiento puede abarcarse desde diferentes puntos de vista y matices. Por una parte, existen cosas de ti mismo que sólo conoces tú. Asuntos que forman parte de tu intimidad y que no has compartido con nadie más.

Por otro lado, también existen rasgos de tu personalidad que son conocidos por ambas partes, es decir, tanto por ti como por aquellos que te rodean y comparten contigo parte de su tiempo. Este puede ser el caso, por ejemplo, de tus aficiones. Pero también existen partes que uno mismo desconoce y que, sin embargo, los demás, desde fuera, pueden observar y analizar.
Seguir leyendo

La introspección, un método de autoconocimiento
Estamos acostumbrados a observar el mundo que nos rodea, a analizar los comportamientos de los demás, sin embargo, nos cuesta mucho mirar dentro de nosotros mismo. Tal vez, porque se trata de una forma de observación diferente que implica una capacidad de profundidad importante.

Mirar dentro de uno mismo es la única forma de poder responder a preguntas tan importantes como si eres feliz, o qué te gustaría hacer con tu presente. Detrás de estas preguntas existe un gran afán de superación personal y muchas ganas de crecer y mejorar cada día. Es decir, ante la vida puedes adoptar un rol activo o pasivo e indiferente, colocándote en la posición de mero espectador de tu propia historia.
Seguir leyendo