Cómo afrontar grandes cambios
En ocasiones, hemos podido estar estancados durante un gran tiempo hasta que, de pronto, necesitamos ese impulso del cambio drástico que representa un giro en nuestra vida. Los grandes cambios pueden ser buscados o impuestos por el azar, sin embargo, en cualquier circunstancia producen un nivel de estrés que es propio de la adaptación al cambio.

En este artículo me gustaría poner el punto de atención en aquellos puntos de inflexión que surgen a partir del deseo personal del protagonista que se implica en su propio destino con ganas y actitud.
Seguir leyendo

¿Todo el mundo quiere cambios?
En la vida todas las personas pasamos por etapas de cambio y transición interna que nos ayudan a crecer y a formarnos en plenitud, ya que se trata de una evolución natural que debemos afrontar pero no a todo el mundo le resulta una decisión fácil. Y es que la vida es un proceso de cambio continúo en donde cada nueva etapa es una oportunidad para completarnos de forma interna y para afianzar aún más nuestra forma de ser y poder tener una mente más amplia en cuanto a la visión de la vida.

Aunque muchas personas busquen en su vida un equilibrio y una continuidad que le dé bienestar y seguridad dentro de esta misma continuidad siempre se encontrarán con cambios, y es que la vida hará que las personas también deban decidir hacia dónde deben seguir porque estamos hechos para eso, para evolucionar.
Seguir leyendo

Cambia el rumbo de tu vida
Existen momentos en los que hacemos valoración de nuestra vida y nos damos cuenta de que hay aspectos de ella que no nos gustan, que detestamos o que, simplemente, no nos resultan satisfactorios. Puede ser el trabajo, nuestra relación de pareja, el modo en el que nos relacionamos con los demás y un largo etc.

Ante este hecho, la mayoría de nosotros se dedica a buscar a quien culpabilizar de esta situación, y, si no lo encontramos, nos quejamos de nuestra mala suerte. Y pocas veces nos damos cuenta de que, aunque siempre hay circunstancias que no podemos controlar, está en nuestra mano, si no cambiar nuestra situación, sí hacer lo posible para que sea más llevadera. Para ello, tenemos que hacernos responsables de nuestra vida, tomando el control de la misma, aunque a veces nos asuste. La pregunta es ¿por dónde empezar?
Seguir leyendo

Cómo afrontar los cambios de forma positiva
La mayoría de nosotros llevamos una vida rutinaria. Aunque esta idea suele tener una connotación negativa, realmente es positiva, porque saber qué haremos mañana o el mes que viene nos permite planificar nuestra vida, desarrollar proyectos y vivir sin el estrés excesivo que supondría no saber qué va a ser de nosotros en los siguientes cinco minutos.

Sin embargo, a veces esa rutina se ve rota por un acontecimiento inesperado. Este puede ser negativo, como que nos despidan del trabajo o que nuestra pareja nos abandone, o puede ser positivo, como enamorarnos a primera vista, encontrar un empleo nuevo, o conseguir realizar un proyecto que llevamos mucho tiempo persiguiendo.
Seguir leyendo

Estrategias para adaptarte mejor a los cambios vitales
La adaptación al cambio es una realidad inherente a la propia vida. De hecho, dicha adaptación es una de las fortalezas de la supervivencia emocional en el plano laboral. Pero en el ámbito personal, también existen cambios diarios. ¿Cómo adaptarte a ellos con una actitud positiva y abierta? En primer lugar, intenta vivir el presente. Detrás de un cambio existe cierto vértigo al futuro y a aquello que está por llegar. Comprender el proceso emocional de un cambio también te ayuda a adaptarte mejor. Por ello, piensa que en unos días o en unas semanas, como mucho, te habrás integrado a tu nueva rutina. Y de hecho, disfrutarás con ella.
Seguir leyendo

Pasos para cambiar tu vida
Existen momentos en los que no te sientes satisfecho con tu vida. No eres feliz, no te gusta lo que haces, te sientes solo, y sientes que tu vida ya no te llena como antes. Esto se produce sobre todo cuando hemos evolucionado emocionalmente, cuando hemos descubierto que tenemos más potencial, hemos aumentado nuestra autoestima o hemos ampliado nuestro conocimiento de nosotros mismos. Cuando esto ocurre, la vida que llevabas hasta ese momento parece haberse quedado pequeña, y te das cuentas de que necesitas hacer cambios. El problema, muchas veces, es que no sabes por dónde empezar.

Esta situación no debe deprimirte ni hacerte sentir culpable, porque es una oportunidad de vivir con mayor plenitud tu vida y de realmente sacar todo el partido a tu existencia. Y aunque te sientas perdido, existe un lugar muy sencillo por el que comenzar: el principio, es decir, escucharte a ti mismo.
Seguir leyendo

Cómo lograr el cambio interior
Queremos cambiar algo de nosotros mismos que no nos gusta, es más, sabemos que, además de quererlo, debemos hacerlo porque ello supondrá muchos beneficios para nosotros, ya sea nuestra autoestima por sentirnos capaces de lograr aquello que queremos lograr, nuestro bienestar económico si lo que queremos es ahorrar o dejar de gastar, nuestra salud si queremos perder peso o dejar de fumar o nuestro desarrollo profesional, si lo que queremos es decidirnos de una vez por todas a realizar ese curso que nos permitirá ascender en la empresa.

Pero, incluso sabiendo todo esto, no logramos ese cambio. Lo intentamos y fracasamos, es más, cuando lo intentamos, parece que se intensifica la conducta especialmente contraria a aquella que queremos cambiar. Esto se produce porque, aunque en nuestra cabeza sabemos que queremos ese cambio, es decir, en nuestra parte intelectual, este sentimiento no ha llegado a nuestra parte emocional, es decir, no hemos logrado aún el cambio interior.
Seguir leyendo

Cómo afrontar un cambio en positivo
En general, un cambio siempre implica cierto grado de desgaste en medio del proceso de adaptación. Un cambio supone decir adiós a algo, para dar la bienvenida a algo nuevo. Por tanto, igual que sucede cuando recibes una visita inesperada en tu casa que te aporta mucha alegría, también debes recibir con los brazos abiertos a tu destino que se abre poco a poco, al compás de nuevas ilusiones, nuevas situaciones, otras personas, diferentes lugares… La vida es un cambio detrás de otro, pero algunos, en medio de la rutina no se perciben tanto. La realidad es que un cambio no sólo es necesario y vital sino también, una fuente de aprendizaje que ilumina tu corazón en forma de esperanza.

En todo cambio se pierde algo. Eso está claro. Por ello, hay que estar preparado mentalmente para el desprendimiento. Sin embargo, la base del cambio reside en poder afrontarlo en positivo. ¿Cómo lograr este objetivo? Analizando todas las cosas buenas que ganas, todo aquello que antes no tenías y que ahora tendrás. Este ejercicio de reflexión se debe hacer antes de iniciar un cambio importante en la vida para que en la balanza siempre pueda lo positivo. Hacer un cambio a peor no tiene mucho sentido.
Seguir leyendo