El síndrome de fatiga crónica
El cansancio al igual que el descanso son dos ingredientes que forman parte de la vida. Sin embargo, estos factores pueden romper su equilibrio como muestra el síndrome de la fatiga crónica. Se trata de un trastorno que remite al cansancio físico generalizado que experimenta una persona sin que se produzca un alivio reparador después del descanso.

Este cansancio impide que la persona pueda hacer frente con normalidad a situaciones cotidianas de su día a día como planes sociales, recados e incluso, trabajo.
Seguir leyendo

3 motivos que agotan mentalente
¿Cuántas veces te has hecho esta pregunta? Realmente el sentirse cansado es algo muy habitual en nuestra sociedad a causa del ritmo tan ajetreado que llevamos siempre. Pero en ocasiones no sólo tiene que ver con que no pares ni un segundo, que duermas mal o que te encuentres enfermo, en ocasiones la cosa va mucho más allá y tiene que ver con nuestra mente y nuestro modo de ver y llevar la vida diaria.

Seguramente cuando te sientes cansado tengas la necesidad de mejorar y sentirte mejor para poder cumplir con todas las responsabilidades y quehaceres diarios que llevas sobre la espalda. Pero el día sólo tiene 24 horas y no se puede estirar más y cuando la energía de tu cuerpo empieza a agotarse y tu mente dice basta…quizá pienses que existe un remedio para cumplir con todo, pero el único remedio que existe es acabar con los malos hábitos que consumen tu energía. A continuación te citaré algunos de ellos.
Seguir leyendo

Descansar para volver a empezar
¿Estás cansado de las decepciones de la vida y agotado por la sensación de cansancio? Entonces, para, respira y descansa todo el tiempo que creas necesario. Vivimos en la sociedad de la prisa, del rendimiento y de la productividad como si el ser humano fuese una máquina que no tiene límites. La realidad es que sí, que el organismo necesita descansar en base a las leyes de la materia y del tiempo.

Por otra parte, descansar es tan importante que ese es uno de los ingredientes necesarios del proceso de recuperación de una persona en un periodo de tristeza. Es decir, implica cuidar de ti mismo, dormir más tiempo, apostar por la calma como un medio de relax y de bienestar. Es importante parar para volver a empezar siempre que lo necesites aunque a veces, tendrás la sensación de que el entorno no te lo permite. Así sucede por ejemplo, en el caso de aquellas personas que cuidan de un enfermo dependiente, por ejemplo, una persona con alzheimer. Del mismo modo, las madres también se han acostumbrado a pensar más en sus hijos que en sí mismas, por ello, prácticamente nunca se quejan ni se conceden un capricho.
Seguir leyendo

Emociones que producen cansancio
Las emociones no son una entidad física sino abstracta en tanto que nadie puede ver el color de la esperanza. Sin embargo, de una forma metafórica, todos asociamos esta emoción con el color verde. Un tono alegre que nos da fuerza y vitalidad. Por el contrario, la desesperación se asocia más con el color negro y oscuro de la muerte. Damos color incluso a las emociones, sencillamente, porque estamos acostumbrados a manejarnos con los objetos del mundo material, nos gusta situarnos y saber cómo es el entorno que nos rodea.

Sin embargo, la realidad es que las emociones también producen un efecto a nivel físico. Por ejemplo, algunos sentimientos como la tristeza vivida en grado extremo, producen cansancio físico. Esta es una de las razones por las que un enfermo de depresión siente tanta pereza a la hora de dar cualquier paso, por pequeño que sea. El enfermo tiene tal sensación de vacío que en cierto modo, camina con una piedra gigante sobre su espalda.
Seguir leyendo

Cómo puedes decir adiós al estrés laboral
El estrés se ha convertido en uno de los mayores problemas de la sociedad actual. Sin duda, aquellos trabajadores que tienen que hacer frente a una larga jornada laboral y que además, deben compatibilizar dicha labor con el cuidado del hogar y de la familia se ven sometidos a una enorme presión. Pero también, en un momento de crisis económica, muchos parados de larga duración son víctimas del estrés ante la incertidumbre del futuro y también, ante la angustia de tener que hacer frente a los gastos cuando no se tienen ingresos o son mínimos.

Decir adiós al estrés implica, especialmente, aprender a controlar la mente puesto que de normal, toda preocupación surge cuando te adelantas mentalmente al futuro. Debes centrarte aquí y ahora puesto que el mañana es una mera hipótesis.
Seguir leyendo