Cómo conseguir más carisma
Hay personas que piensan que para ser carismático se debe nacer con ese “don” pero la realidad es que se puede aprender a serlo, y como todo en esta vida sólo hay que querer serlo para conseguirlo. Tus pensamientos tienen un poder abismal en tu actitud, por ejemplo, si te pasas toda una semana pensando en negativo verás cómo tu luz interior se va apagando, pero en cambio, si empiezas a pensar en positivo y a creer que eres un ganador hasta el punto que así sea, empezarás a ser más carismático.
Seguir leyendo

Cómo aumentar tu carisma
Existen personas que ejercen un gran atractivo sobre los demás, un gran magnetismo personal y que suelen destacar y ser el centro de atención del lugar donde están, algo que parecen realizar sin casi ningún esfuerzo, como si tuvieran una especie de magia personal. Son lo que denominamos personas carismáticas, una cualidad envidiada por todo, y especialmente por personas tímidas y con dificultades para influir y relacionarse con los demás.

Sin embargo, no se trata de ninguna cualidad mágica. Aunque es indudable que algunas personas son carismáticas de forma natural, el carisma se puede entrenar y desarrollar, por lo que es una cualidad que todos podemos llegar a tener, es decir, todos somos potencialmente personas carismáticas. Para lograrlo, simplemente tenemos que desarrollar esas habilidades que llevan a una persona a tener carisma.
Seguir leyendo

Despliega tu magia personal
Es indudable que existen personas dotadas de una de magia personal. Cuando entran en una habitación, ésta parece iluminarse. Si participan en una conversación, todo el mundo les escucha, y, sin ningún esfuerzo, logran ser el centro de atracción donde quiera que estén. Este magnetismo, que no se puede medir pero que todos notamos es lo que se conoce como carisma y, contra lo que se cree, es algo que, en mayor o menor medida todos podemos desarrollar en nuestras relaciones sociales. ¿Cuál es el secreto para lograrlo?

Uno de los aspectos imprescindibles para lograrlo es confiar en ti mismo. Quien está seguro de sus capacidades y habilidades y cree en sí mismo, refleja una fuerza y una seguridad personal que es una parte esencial del carisma. Para que éste existan, también es necesario que dicha seguridad vaya a acompañada siempre del respeto por los demás. La persona carismática no desprecia ni minusvalora, ni necesita que el otro sea inferior para brillar. Para lograr esta seguridad, debes creer en ti, en que tus opiniones y tus acciones son válidas.
Seguir leyendo