Escribe una carta para ti
Una carta siempre es una forma de comunicación importante entre dos personas. Sin embargo, tú puedes ser el emisor y el receptor de una carta especial en tu vida. Esa que te aporte energía, vitalidad y magia. Para ello, puedes dividir tu misiva en tres apartados. En el primer apartado, analiza con objetividad cómo ha sido tu vida hasta ahora, cuáles han sido los momentos más importantes para ti, qué es lo que más recuerdas de los años recorridos…

Una vez que tengas preparado este apartado, puedes pasar al siguiente paso. En la segunda sección de tu carta, analiza cómo te hubiese gustado que fuera tu vida en realidad, es decir, siéntete libre para contarte la historia que de verdad hubieras querido vivir. Por ejemplo si sufriste mucho en tu adolescencia, puedes contarte a ti mismo, que hubieses cambiado esa etapa por otra más plena.
Seguir leyendo

El valor emocional de una carta de amor
En medio de la sociedad tecnológica, todavía sigue siendo posible disfrutar del valor que tiene una carta de amor en papel. Y es que, la magia del papel es que puedes guardar dicho regalo durante toda la vida, más allá de que la historia haya llegado a su fin. Muchas personas en la etapa adulta conservan recuerdos sentimentales de su juventud.

Y es que al final, la vida es una historia que se va construyendo a través de la memoria. Por ello, es esencial tener detalles para no olvidar. Y en este sentido, no hay nada tan objetivo ni tan perfecto como una carta de amor en tanto que puedes acceder a su contenido en cualquier momento, y leerla una y mil veces hasta que te aburras.
Seguir leyendo