Adaptarse a vivir en un país extranjero
Cuando nos vamos a vivir a un país extranjero, ya sea porque lo decidimos nosotros por un trabajo o porque nuestra pareja sea de otro país o bien porque nos veamos obligados a emigrar del nuestro por cualquier otra razón, adaptarse no siempre resulta fácil, incluso aunque la cultura sea muy similar a la nuestra.

Diferentes costumbres, usos sociales, sonidos, olores… todo ello provoca en nosotros lo que los expertos conocen como choque cultural, que puede hacer nacer en nosotros emociones como miedo, ansiedad, inseguridad. Debido a esto, antes de adaptarnos, atravesaremos cuatro fases diferentes:
Seguir leyendo