Clasificación de las emociones
El mundo emocional es muy complejo y tiene muchos matices diferentes. De hecho, conviene precisar que en ocasiones, se pueden producir varias emociones a un mismo tiempo. Por ejemplo, tras la muerte de un ser querido no sólo es normal sentir tristeza, sino que también, se puede producir enfado y rabia ante la impotencia de no poder hacer nada. Esta es una de las razones por las que el autoconocimiento es fundamental a la hora de poder poner nombre a cada sentimiento.

¿Cómo se dividen las emociones? ¿De qué forma se clasifican? En primer lugar, conviene precisar que mientras que algunas personas tienden a dividir las emociones en positivas y negativas, la realidad es que esta clasificación no resulta acertada. Dentro de este contexto, las emociones positivas serían, por ejemplo: la alegría, el gozo, la ilusión, la motivación…
Seguir leyendo