Cómo sentirte más acompañado
La compañía no solo puede brotar de la presencia directa de estar con otra persona. El simple hecho de sentirnos conectados a nivel emocional con alguien a quien queremos, con un valor que nos da esperanza o con un objetivo de felicidad, nos hace sentir más arropados. Además, existen distintos medios de comunicación y algunos de ellos, producen un agradable efecto de acompañamiento.

Por ejemplo, la radio que centra toda su comunicación en la voz y en el sonido, prescindiendo de cualquier imagen. De este modo, la radio te permite escuchar música o un programa concreto sin tener que detenerte (como sí ocurre cuando ves la televisión).
Seguir leyendo

Puntos positivos de la soledad
La soledad, a veces, se vive de una forma muy amarga. De hecho, muchas personas en la vejez buscan pareja por el simple hecho de sentirse solas. La verdad es que el amor no es un sustituto en forma de compañía sino algo mucho más profundo. Es decir, para evitar la soledad puedes hacer planes con amigos, tener proyectos profesionales, espacios para el ocio, participar en actividades de voluntariado, practicar la espiritualidad…

Mucho se ha dicho y se ha escrito sobre los inconvenientes de la soledad cuando se vive de forma amarga: tristeza, apatía, desesperación… Sin embargo, la soledad también tiene factores positivos. ¿Cuáles son? Por una parte, te aporta una libertad total a la hora de hacer lo que de verdad deseas sin tener que pedir explicaciones a nadie más o tener que adaptarte a las inquietudes de otra persona. Por otra parte, tienes más tiempo para ti mismo y puedes utilizarlo como mejor te convenga.
Seguir leyendo

No estás solo
Muchas personas viven con el sufrimiento de creer que están solas. Y a veces, puede ser verdad. Es decir, existen situaciones en las que alguien puede no contar con todo el refuerzo social de familia y amistades deseado. Sin embargo, más allá de cuáles sean las circunstancias del entorno, lo importante es que no te quedes quieto, es decir, que tengas claro que puedes pedir ayuda y buscar consuelo. La soledad es buena cuando es elegida, sin embargo, nunca es bueno estar solo ante la enfermedad, por ejemplo.

En la actualidad, muchas personas han encontrado en actividades de voluntariado un colchón emocional para tener un espacio humano en el que se pueden mostrar tal y como son. Pero además, el voluntariado también te permite sentir ese regalo de dar más de lo que recibes. Pero también, te permite la posibilidad de descubrir un sentido concreto en medio de tu rutina.
Seguir leyendo