Cómo tratar con personas competitivas
A menudo, nos encontramos con personas que convierten todo en una competición por demostrar quién es el mejor. Ya sea en nuestro mismo entorno familiar, habitualmente entre hermanos, de amistad o, más comúnmente, en nuestro trabajo, esa competitividad les lleva a luchar constantemente por quedarse con todo el mérito de cualquier proyecto y quedar por encima de los demás.

Según los expertos, las personas muy competitivas suelen tener una autoestima frágil, lo que les lleva a compararse constantemente con los otros para asegurarse de que lo están haciendo bien o de que son superiores a los demás. Aunque un cierto grado de competitividad siempre es positivo, pero si lo llevamos al extremo, podemos acabar nosotros mismos dentro de una espiral de competición sin fin, estresados y ansiosos, o bien sentirnos inferiores o con poca valía por no actuar del mismo modo. Para que esto no nos ocurra, es aconsejable saber cómo tratar este tipo de personas:
Seguir leyendo