Trucos y consejos para conquistar a una mujer
Dicen que las mujeres somos difíciles y que nosotras lo tenemos más fácil para ligar o para conquistar a los hombres…yo creo que es algo mutuo porque ambos sexos tenemos nuestras diferencias, pero esto realmente es lo que hace interesante el arte de la seducción y la conquista. Pero hay hombres que a veces se sientes asustados o quizá intimidados ante el reto de conquistar a una mujer quizá por el miedo al rechazo o al no directo, y se sienten perdidos a la hora de intentar llamar su atención.

¿Para ti también representa un desafío acercarte a una mujer? ¿Hablarle te cuesta un mundo? ¿Y cuando quieres invitarla a salir te quedas con media palabra en la boca y al final no dices nada? Es importante antes que nada que para que una mujer se fije en ti pierdas ese temor y tengas la iniciativa porque a una mujer le gusta que un hombre sepa lo que quiere pero que sepa transmitirlo con dulzura. ¿Quieres saber más para conquistar a una mujer?
Seguir leyendo

Conquistar a la persona que te gusta
Existen personas majísimas, simpáticas y agradables que cuando se encuentran frente a alguien que les gusta de verdad, ante la presión que sienten por agradar se bloquean y consiguen el efecto contrario. Es decir, se muestran tímidas, antipáticas e inseguras. ¿Cómo se puede lograr conquistar el corazón de la persona ideal de una forma más sencilla? Asumiendo, precisamente, que no está en tu mano poder interceder en la voluntad ajena. Es decir, lo único que puedes hacer es mostrarte tal y como eres para que el otro libremente pueda descubrir todos tus puntos positivos y así, acercarse a ti para estar contigo.

El amor es una conquista que no termina nunca, es decir, incluso los matrimonios que llevan cincuenta años casados tienen que hacer un esfuerzo por seguir juntos, con ilusión, haciendo planes, mostrando interés por el otro… Nunca puedes relajarte lo suficiente porque entonces, llega la indiferencia. El hecho de pasar tu vida junto a alguien a quien no conoces de verdad no resulta motivador. ¿Verdad?
Seguir leyendo