¿Por qué dejamos las cosas a medias?
Seguramente muchas veces te has visto en una situación parecida: comienzas una actividad o un proyecto con toda la ilusión, poniendo en él toda tu energía, tu tiempo y tus recursos, sobre todo si ya lo habías intentado antes. Estamos convencidos de que sí de que esta vez lo vamos a lograr y de que esta vez será la buena y lo conseguiremos.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, nos vamos desinflando, encontrando excusas para no ponernos a realizar el proyecto, diciéndonos a nosotros mismos que no era tan importante y poniéndonos a otras tareas de forma que, al cabo de un tiempo, el proyecto se queda a medias, inconcluso, y pasa a formar parte de esa caja en la que guardamos todos los proyectos que hemos ido dejando a medias a lo largo de nuestra vida, caja que en muchos casos está casi repleta.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué algo que era esencial para nosotros deja de serlo?
Seguir leyendo