Sentir desconsuelo
Existen situaciones de la vida ante hechos inevitables que pueden producir tal nivel de sufrimiento que la primera respuesta que experimenta el sujeto ante esa vivencia emocional es el desconsuelo, esa sensación de desgarro interior que queda cuando una persona se siente desbordada por los acontecimientos externos. Hechos ante los que no encuentra un sentido que pueda aliviar ese pesar. Por ejemplo, la muerte de una persona joven produce un gran desconsuelo en la familia porque rompe con la lógica de la ley natural.

Cuando una persona experimenta desconsuelo exterioriza su malestar a través del llanto, se siente abatida y con una gran tristeza. En este tipo de situaciones, el apoyo de los amigos y familiares ofrece un refuerzo.
Seguir leyendo