Cómo superar el divorcio
El divorcio afecta mucho a los hijos pero también deja una huella en la vida de los padres. Conviene interpretar esta ruptura como un nuevo escenario que requiere de nuevos roles que, en muchos casos, están directamente vinculados con los roles desempeñados antes de la ruptura.

Uno de los primeros consejos que conviene tener en cuenta en este tipo de situación es que el caos posterior al divorcio se va calmando poco a poco a partir del paso del tiempo que ayuda a cada uno a reordenar su vida y su presente.
Seguir leyendo

Sentimientos asociados a la tristeza del divorcio
El divorcio produce tristeza interior incluso en aquellos casos en los que la separación era deseada ante la incompatibilidad de caracteres de ambos. El divorcio pone en evidencia lo que cada miembro de la pareja conocía en su interior, sin embargo, la ruptura definitiva marca un punto de inflexión en la vida personal. Existen sentimientos asociados a la tristeza producida por la separación matrimonial. ¿Qué sentimientos pueden experimentarse en esta etapa de la vida?

Alteración de la autoestima

Una ruptura de matrimonial puede afectar de forma directa a la autoestima personal, especialmente, en el caso de quien ha sido abandonado y se sitúa en un rol que asocia con connotaciones negativas.
Seguir leyendo

Cómo evitar un divorcio traumático
Divorciarse siempre es una experiencia dolorosa, porque significa perder a la persona con la que hasta ese momento habíamos compartido nuestra vida, tener que abandonar el hogar común y, si existen hijos comunes, supone, para quien no se queda con los hijos a su cargo, tener que adaptarse a un régimen de vistas, horarios, etc…

Sin embargo, depende muchas veces de los cónyuges evitar que el divorcio se transforme en una batalla campal en la que el único objetivo de cada uno de ellos sea hacer todo el daño posible al otro, con lo cual se transformará en una experiencia amarga que nos marcará de por vida.

Si es posible, lo mejor es redactar nosotros mismos el acuerdo de divorcio, determinando el régimen de visitas, quien se queda con la vivienda, la pensión, etc.
Seguir leyendo