El efecto Rashomon: la realidad no existe
Si escuchamos a una pareja o a un grupo de amigos relatar un viaje que han realizado, nos daremos cuenta de que, aunque ha sido el mismo para todos, la visión de cada uno raramente coincide con la de los demás, e incluso a veces puede ser incluso contradictoria, como si cada uno hubiera realizado un viaje diferente.

Lo mismo ocurre cuando quienes han presenciado un accidente o cualquier otro narran lo ocurrido. Raramente las versiones coinciden. Esto no se debe a que todos llevemos dentro un mentiroso patológico, sino a que la realidad no es tal y como es, sino como nosotros la percibimos, como la vivimos desde nuestra subjetividad. La influencia de la percepción individual en la visión de la realidad es lo que se conoce como efecto Rashomon.
Seguir leyendo