Efectos físicos y psicológicos del miedo
El miedo es una emoción y como tal, produce unos efectos que son físicos y psicológicos. En primer lugar, en relación con el plano corporal, cuando una persona está bajo el efecto del miedo se queda paralizada y bloqueada. En cierto modo, el cuerpo se vuelve más rígido. Pero también, bajo el efecto del miedo, sucede el efecto contrario: se despierta el instinto de supervivencia, por ello, también existen casos de personas que reaccionan de una forma heroica ante una situación difícil. Bajo el impacto del miedo es posible sentir sensación de nervios en el estómago, del mismo modo, también es posible sentir opresión en el pecho. En un grado de temor extremo, también se tiene más dificultad para respirar. Es positivo escuchar las señales físicas para poder entender mejor la emoción.
Seguir leyendo