Cuatro consejos para potenciar la empatía
La empatía es muy valiosa para reforzar las relaciones personales a través de vínculos saludables. Sin embargo, no siempre es fácil desarrollar esta actitud asertiva. ¿Cuáles son las claves de la empatía?

Crear un entorno adecuado para el diálogo

El ambiente en el que transcurre una conversación ayuda a reforzar la confianza o todo lo contrario. Dependiendo del tipo de tema que se va a tratar en el diálogo es positivo elegir un entorno concreto. Por ejemplo, para hablar sobre un tema íntimo es recomendable elegir un lugar tranquilo en el que poder charlar. La elección del entorno es positiva ya que la persona puede sentirse más cómoda para hablar en un contexto de confianza, por ejemplo, en casa.
Seguir leyendo

Signos de empatía en la amistad
La amistad es un vínculo que requiere de elevadas dosis de empatía para que la historia entre dos amigos evolucione de un modo positivo a lo largo del tiempo. ¿Qué signos de empatía puedes poner en práctica?
Seguir leyendo

Tener empatía para estar bien
Todas las personas de este planeta pueden ser empáticos porque es una habilidad social que se adquiere con el tiempo y que además resulta impescindible para que la comunicación entre dos personas sea sana y equilibrada. A los niños pequeños les cuesta más tener empatía puesto que hasta que no empiezan a crecer y a desarrollarse viven en un mundo donde el EGO y el YO son los dominantes, pero poco a poco y con una buena guía de los padres la empatía aparecerá en sus habilidades para poder ser potenciada.

Únicamente aquellas personas que tengan algún tipo de patología que impida el desarrollo de la empatía, todos podemos ser empáticos. ¿Tú te consideras una persona empática? ¿Eres capaz de ponerte en la piel de la otra persona y entender sus sentimientos y su forma de actuar? Si crees que a veces te cuesta es probable que necesites algunas estrategias puesto que una vez que consigas desarrollar esta habilidad podrás estar mejor contigo mismo en consecuencia de estar mejor con los demás.
Seguir leyendo

Cómo tener empatía contigo mismo
Siempre se habla de la necesidad de tener empatía con el otro, sin embargo, aunque resulte contradictorio, existen momentos en los que la persona puede mostrar una dualidad interna. Una lucha entre quien es y quien desea llegar a ser. Existen formas de comunicación interna que muestran una falta de empatía. Por ejemplo, la culpabilidad crónica, el enfado interno, el juicio negativo…
Seguir leyendo

Cómo ser más empáticos
Seguramente una de las capacidades o cualidades que nos hace más humanos es la empatía, que podríamos definir como la capacidad que tenemos de ponernos en el lugar del otro y, así saber lo que siente e incluso lo que está pensando.

Esta habilidad está íntimamente relacionada con la compasión, ya que es necesaria para poder sentir y comprender el sufrimiento y el dolor emocional de los demás, y poder ayudarles. Esta cualidad es innata en algunas personas, pero otras deben aprender a desarrollarla para llegar a ser empáticos en sus relaciones diarias, del tipo que sean.
Seguir leyendo

Los límites de la empatía
La empatía es uno de los términos más utilizados a la hora de mostrar la influencia que tiene la comprensión en las relaciones interpersonales. Un amigo te cuenta un problema, y en ese momento, tú puedes ponerte en su lugar. Atendamos por un momento a las trampas del lenguaje: ¿De verdad una persona puede ponerse en el lugar de otra en sentido estricto? No, sencillamente, porque nadie puede abandonar los límites de su subjetividad para entrar en la mente y en la interioridad ajena. No tenemos el don de adivinar el pensamiento, ni siquiera, con aquellos a los que conocemos de verdad y están más cercanos a nosotros.

Al final, la empatía también muestra los propios límites del lenguaje y es que más allá de hablar un mismo idioma, entre el emisor y el receptor puede existir más distancia de la que parece a simple vista. Sencillamente, porque cada persona observa la realidad desde su mapa del mundo. Es decir, desde su filtro de valores, sus experiencias personales, su nivel de conocimiento y su cultura…
Seguir leyendo

El voluntariado refuerza tu felicidad
El corazón humano, en muchos momentos, tiende al egoísmo. Es decir, a pensar en exceso en el propio bienestar. Sin embargo, la realidad es que cuanto más tiempo libre tiene una persona también tiene más espacio en su día a día para dar vueltas a sus problemas hasta el punto de obsesionarse con un mismo tema. Por ello, a veces, pensar en ti mismo de forma constante puede llegar a hacerte sentir vacío puesto que esa actitud también te aleja de los demás.

Dar y recibir son ingredientes necesarios de una vida feliz. Por ejemplo, en el seno de una pareja, cualquier persona se desgasta cuando siente que siempre debe estar ella tirando de la relación, dando día tras otro y recibiendo mucho menos. La hucha emocional al igual que una cuenta bancaria implica dar y recibir de forma equitativa.
Seguir leyendo

Empatía, conocer los sentimientos del otro
Si hay una cualidad que nos permite a los seres humanos ponernos en su lugar, comprendiendo así sus sentimientos y sus motivaciones, se trata de la empatía. La mayoría de las personas la poseen, lo que hace posible que nos podemos relacionar unos con otros, pero existen otras personas que padecen una incapacidad sistemática para ponerse en la piel de los demás y comprender lo que sienten.

Y esto es un problema que a la larga trae consecuencias a las personas poco empáticas, porque tiene gran influencia en nuestras relaciones sociales, lo cual influye en la totalidad de nuestra vida.
Seguir leyendo