Claves para encontrar el amor
El día de San Valentín despierta un sentimiento de nostalgia en algunos solteros cuando desean encontrar el amor. La búsqueda de pareja es un proceso complejo en tanto que, con la edad, el nivel de exigencia aumenta y encontrar a una persona que se complemente contigo a largo plazo requiere de paciencia. Si tienes ganas de que las flechas de Cupido rocen tu corazón de cerca, entonces, ten en cuenta que no puedes dejarlo todo en manos del azar: la búsqueda del amor te implica como protagonista.
Seguir leyendo

Estar enamorado de la belleza interior de otra persona
Es evidente que el aspecto físico juega un papel importante en el nivel de atracción entre dos personas que se gustan. Sin embargo, más allá de unos rasgos faciales bonitos, lo que de verdad atrapa para siempre es la belleza interior de otra persona. Una belleza que no solo es que no tiene fecha de caducidad sino que además, lo más probable es que aumente con el paso de los años como consecuencia de la suma de experiencias, en definitiva, de vida en letras mayúsculas.
Seguir leyendo

El enamoramiento aumenta tu crecimiento personal
Estar enamorado es mucho más que un sentimiento que puede derivar en una relación de pareja. El enamoramiento es un sentimiento interno y como tal, deja huella en el alma humana. Por ello, la experiencia de estar enamorado es una de las que más te implica en primera persona. De esta forma, estar enamorado es sinónimo de crecer como persona y de ir más allá de los límites que tú mismo habías imaginado. El amor siempre llama al amor.
Seguir leyendo

Cómo dejar de estar enamorado
Existen situaciones en las que lo más sabio que puede plantearse una persona es dejar de estar enamorada. Así sucede cuando estás en una relación infeliz, cuando llevas años intentando olvidar a un ex o cuando tienes frente a ti a un amor platónico. El amor no correspondido en la misma forma hace mucho daño y no sólo la mente se deteriora al aguantar la presión del dolor sino también el cuerpo puesto que las emociones desagradables dejan huella. Un desamor agota, te roba vitalidad y produce pereza. Lejos de ideales románticos, en ocasiones, matar el amor de una forma consciente es la mejor opción. Es decir, matar el cariño hacia otra persona puede ser el primer paso para descubrirte a ti mismo.
Seguir leyendo

Celebra el amor por ti en San Valentín
Celebrar el amor en San Valentín o en cualquier otra fecha del calendario es un buen gesto de inteligencia emocional porque estos pequeños hábitos ayudan a cuidar la autoestima y tener una buena higiene mental. Si asociamos San Valentín con el amor de pareja, entonces, muchas personas quedan excluidas de esta celebración. Por el contrario, si conviertes San Valentín en una fecha para brindar por ti mismo, entonces, felicidades porque es tu día y tu momento. El verdadero amor se muestra en el cariño hacia uno mismo, en la autoaceptación y en la ilusión por vivir. Ingredientes que suman muchos gramos de felicidad a una existencia plena.
Seguir leyendo

La crisis de los siete años en la pareja
El tiempo es un factor que condiciona todos los aspectos de la vida, también el amor. Mucho se ha dicho sobre la llamada crisis de los siete años. En realidad, el amor no es una ecuación matemática, es decir, no todas las parejas tienen que vivir el momento crítico en el mismo punto del camino. Pero lo que representa en esencia la crisis de los siete años es que solo las parejas que sean conscientes de que esa crisis se va a producir en algún momento, lograrán salvar su amor.
Seguir leyendo

Cómo ser independiente en pareja
La codependencia es un problema real de muchas parejas que viven en una especie de cárcel del amor cuando en realidad, la libertad es un medio de realización personal compartida en pareja. La codependencia es una cadena que te ata a otra persona y que conviene cortar.
Seguir leyendo

Cómo buscar pareja sin parecer desesperado
Existen personas que tienen un deseo tan grande de buscar pareja que como consecuencia de la inquietud interior y de la prisa, trasmiten una sensación de desesperación que no resulta nada seductora. De esta forma, los posibles objetos de conquista salen huyendo ante alguien que no se muestra nada seductor.
Seguir leyendo