El valor de equivocarse
Muchas personas, sobre todo si son de naturaleza perfeccionista, se aterran ante la posibilidad de cometer un error. Quieren que todo esté perfecto, que su actuación siempre sea intachable y tenerlo todo bajo control, lo cual les lleva a no actuar para no equivocarse.

Según la Programación Neurolingüística (PNL) no los errores no son equivocaciones, sino cosas que no resultan como esperamos. Pero ese resultado tiene un gran valor, ya que esa equivocación es la que nos va a permitir aprender.

Seguir leyendo