No temas a los errores
Sin querer en esta sociedad en la que vivimos nos han educado en un error: huir de los errores (valga la redundancia). Equivocarse no es algo que deba estar mal visto y en la educación parece que lo más importante es aprender a no fallar nunca. Pues equivocarse no tiene por qué ser siempre malo y sirve para crecer personalmente y aprender a través de la experiencia a saber cómo hacer mejor las cosas. En este artículo quiero mostrarte como equivocarse no es algo malo y que puedes sacar muchas cosas buenas de ello si sabes cómo gestionarlo.
Seguir leyendo

Cómo dejar de repetir los mismos errores
¿Cuántas veces nos hemos prometido a nosotros mismos que no volveríamos a decir o hacer algo y un tiempo después nos encontramos prácticamente en la misma situación negativa? No importa cuántas veces nos prometiéramos a nosotros mismos o a los demás que aquello no volvería a ocurrir, volvemos a caer en él una y otra vez, por muy avisados que estemos y, a menudo, por mucho que intentemos evitarlo. ¿Estamos, entonces, condenados a repetirlos?

La respuesta a la pregunta anterior es sí y no. Sí, si no hacemos nada para evitarlo y no, no si realmente estamos dispuestos a aprender de ellos.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que cometer y repetir errores no depende del nivel de inteligencia de la persona, ya que este patrón de repetición se da en cualquier nivel de coeficiente intelectual.
Seguir leyendo

Errores que son triunfos
La verdad es que la línea que separa un error de un triunfo es más pequeña de lo que parece a simple vista si te pones a pensar en aquellas situaciones de tu vida en las que no lograr aquello que en apariencia deseabas, te condujo a un lugar mejor, a un objetivo más pleno a nivel vital. En un primer momento, cuando no tienes aquello por lo que has luchado, te sientes débil, derrotado e incluso, cansado. Puedes llegar a cansarte porque seguramente serán muchas las ocasiones en la vida en las que te caerás y tendrás que volver a levantarte como si nada hubise pasado.

Siempre debes tomar un error como una forma de triunfo. Nunca consideres que has fracasado cuando tú has puesto todo de tu parte para poder llegar a la meta. Piensa, simplemente, que no todo depende de tu voluntad. Es decir, piensa que existen muchos factores abiertos al azar y a la suerte.
Seguir leyendo