escucha
Si no tienes ningún problema de audición es probable que oigas bien las cosas de tu alrededor, las personas cuando hablan, la música que te gusta, los sonidos de la naturaleza, etc. Pero aunque tu oído sea perfecto ¿sabes escuchar bien? Oír y escuchar lo es lo mismo y hay que aprender a diferenciarlo para poder aprender a escuchar bien. Saber escuchar es vital para nuestra sociedad, porque es lo que nos hace estar comunicados con el otro y nos muestra el mundo a través de los pensamientos de los demás.

Por si fuera poco, escuchar bien nos ayudará a comprender y a empatizar mejor con las personas que tenemos a nuestro alrededor. Puedes oír todos los días que las personas te hablan, pero ¿verdaderamente estás escuchando sus palabras y lo que te está diciendo? ¿Estás comprendiendo sus sentimientos y su discurso? Para hacer es clave aprender a escuchar, a continuación podrás encontrar algunas estrategias para que puedas aprender a hacerlo.
Seguir leyendo

Aprender a escuchar
Si queremos establecer relaciones sinceras y duraderas con los demás, ya sean compañeros, amigos, familia o nuestra pareja, empatizar realmente con ellos, comprenderlos y ayudarlos, es necesario comunicarnos efectivamente con ellos y una parte esencial para lograrlo es aprender a escuchar a los demás.

A menudo pensamos que basta con sentarnos y oír lo que el otro nos dice, pero no es así. Cuando oímos al otro, nuestro cerebro simplemente interpreta y comprende las palabras que nos dice. Cuando le escuchamos realmente, comprendemos no sólo lo que nos dice, sino sus sentimientos, sus emociones, y todo aquello que expresa, tanto con palabras como sin ellas.
Para escuchar al otro es necesario estar cómodos y relajados para poder centrar nuestra atención en él o ella, sin dedicarnos a otra u otras tareas, de forma que podamos mirarle durante la conversación.
Seguir leyendo

Escuchar no es lo mismo que oír
En el colegio todos hemos aprendido a escribir gracias a los profesores, del mismo modo, también aprendemos a hablar en base a las normas de la gramática. Sin embargo… ¿Quién nos enseña a escuchar? La realidad es que nadie, en la escuela no existe ninguna asignatura sobre esta temática. Sin embargo, se trata de una necesidad humana aprender a escuchar.

Es decir, aprender a salir de uno mismo para llegar al corazón ajeno. Y especialmente, entender que las palabras son mucho más que palabras, y en el proceso de la comunicación interfiere la subjetividad, es decir, el punto de vista particular y concreto.
Seguir leyendo

Cuando no te dicen aquello que necesitas escuchar
En las relaciones interpersonales se establece un juego difícil entre aquel que escucha y aquel que emite un juicio de valor. Los momentos más perfectos son aquellos en los que se produce una armonía en la intimidad que está basada en la comprensión más absoluta, en la escucha y en el cariño.

Por otro lado, ante alguien que te está contando un problema que para él es importante, nunca debes relativizar su conflicto. Sencillamente, porque en caso de que dicho conflicto te hubiese pasado a ti también lo vivirías desde una óptica y una perspectiva diferente.
Seguir leyendo

La necesidad de ser escuchado
La realidad es que ser escuchado es un verdadero regalo y una necesidad vital no sólo en los momentos de tristeza sino también en los de alegría. Se trata de tener testigos de vida con los que poder compartir el presente. Sin embargo, esta necesidad vital es mucho mayor en los momentos de dolor, tristeza y sufrimiento. Lo cierto es que la capacidad de escuchar es muy difícil de tener y seguro que conoces a alguien de tu entorno que tiene esta virtud de una forma positiva. El consuelo de un amigo reduce la tristeza porque en cierto modo, la pena cuando se comparte se alivia.

En este sentido, me gustaría recordar que existe un teléfono tan excelente como el Teléfono de la Esperanza que siempre está disponible y que nunca comunica para todos aquellos que tienen algo que contar. De hecho, se puede pedir ayuda incluso en horario de noche ya que el teléfono siempre atiende gracias a la colaboración de personal voluntario que recibe una formación excelente para poder llevar a cabo esta labor. Por otra parte, conviene puntualizar que las llamadas al Teléfono de la Esperanza son totalmente anónimas y confidenciales.
Seguir leyendo

Aprende a escuchar mejor
En una sociedad individualista y tecnológica a veces, nos cuesta mucho centrarnos en algo tan sencillo como escuchar a los demás. La realidad es que existen personas que tienen una capacidad excelente para hacerlo, muestran una madurez emocional increíble y siempre tienen un respeto sano hacia la palabra del otro. En más de una ocasión, es muy fácil observar incluso a simple vista quién tiene capacidad para escuchar. Por ejemplo, cuando asistes a un curso sobre temas humanos seguro que te fijas que hay personas que siempre toman la palabra mientras que hay otras, que escuchan con atención a los demás y nunca interrumpen. La actitud y el lenguaje corporal dice más de nosotros de lo que parece a simple vista.

Es fundamental, aprender a escuchar, al igual que también lo es exteriorizar aquello que nos pasa, poner encima de la mesa nuestros pensamientos y sentimientos más profundos (con las personas adecuadas, claro está), en definitiva, aprender a vivir en contacto con los demás. La soledad y el miedo nos van encerrando en una burbuja de dudas y de amargura que no merece la pena construir. Derriba todos los muros que te alejan de los demás con confianza.
Seguir leyendo