Consejos para no quedarte en blanco en un examen
La presión excesiva es una de las causas por las que muchas personas se quedan en blanco en un examen. Resulta una situación frustrante porque en ese caso, mientras que la persona es consciente de que ha preparado su examen, el profesor se queda con la impresión de que ese alumno no se ha esforzado. Aunque la situación es incómoda, analizada a tiempo para hacer cambios, puede ser una oportunidad de aprendizaje muy positiva.
Seguir leyendo