Las envidias de Facebook
Siempre he mirado con buenos ojos todas las redes sociales, sobre todo el Facebook porque desde que me hice la cuenta he podido estar en contacto diario con todas las personas que quiero, incluso aquellas que están más lejos. Pero para poder aprovechar el uso del Facebook de forma adecuada hay que hacer un uso responsable de él, con ello quiero decir que la privacidad es algo muy importante.

Hay que saber bien qué cosas se suben a Facebook y qué cosas es mejor guardarse para uno mismo. Hay quienes utilizan esta red social como ventana a sus intimidades, o quienes lo usan para mostrar al mundo toda su “felicidad”, y también hay quienes se dejan arrastrar por las emociones negativas y les corroe la envidia al ver las publicaciones de sus contactos porque piensan que su vida es un asco en comparación con todo lo que viven los demás.
Seguir leyendo

Enganchados a facebook
Las redes sociales son ya una prolongación de la propia vida, viendo incluso, que personas de todas las edades forman ya parte de este universo virtual. En este sentido, incluso las personas mayores se han animado a realizar un curso de informática después de la jubilación para aprender a manejar el ordenador y navegar por internet. Pues bien, facebook es un instrumento excelente cuando se hace un uso adecuado del mismo.

Dicho uso implica entender que no tiene nada que ver hace un plan con una persona, poder reírte con ella, recordar viejos tiempos, darle un abrazo, en definitiva, vivir la magia del tú a tú, con dejar un comentario (por perfecto que sea) en el muro de un amigo.
Seguir leyendo