La fama no aporta felicidad
Existe una pregunta universal que todo ser humano se ha hecho en algún momento de su vida: ¿Dónde se esconde la felicidad? Detrás de este dónde se esconde precisamente la trampa en el propio planteamiento del problema ya que el bienestar emocional no está en un punto geográfico en concreto. La felicidad está en el viaje y en el recorrido, no en la meta. Por otra parte, el bienestar esta cerca y lejos a la vez de uno mismo: en el interior de la conciencia.

Algunas personas piensan que el dinero aporta felicidad. También la fama y la popularidad produce cierto brillo a nivel social. Sólo tenemos que pensan en la admiración que producen las estrellas de Hollywood y la perfección que parece rodear sus vidas. El prestigio, la fama, la popularidad o la notoriedad profesional que tienen algunas personas a raíz de ocupar un puesto laboral en concreto es efímera.
Seguir leyendo