Fantasmas del pasado que te roban la paz
Es habitual que los niños sufran pesadillas por la noche ante el temor que sienten cuando están en la oscuridad. Lejos de la luz, la mente infantil imagina monstruos que le persiguen. ¿Pero qué sucede en la mentalidad adulta? En este caso, los fantasmas no surgen de la oscuridad del inconsciente sino que afloran en la luz de la rutina diaria. Por ejemplo, cuando un hecho del presente te vuelve a recordar un acontecimiento del pasado que pretendes olvidar.

Los fantamas del pasado son esos momentos, situaciones, fracasos, o incluso, personas que formaron parte de tu vida pese a que desde la perspectiva presente, no observes este hecho como positivo sino como negativo. Algunas de estas situaciones del pasado se han convertido en traumáticas, es decir, te atan al ayer de una forma obsesiva y te impiden centrarte en el aquí y el ahora.
Seguir leyendo