Trastornos ficticios: cuando la ficción supera a la realidad
Existen una serie de trastornos psicológicos, denominados trastornos ficticios que llevan a quien los padece a simular síntomas físicos o psicológicos para hacer creer a quienes les rodean que padecen una enfermedad. Esto lo realizan de forma intencionada y compulsiva en muchos casos, y buscan el internamiento en un hospital o un centro de salud donde ser tratados de su supuesta dolencia.

Los síntomas de los que se queja el paciente pueden ser totalmente inventados, creados por él mismo o ser una exageración de alguna enfermedad que la persona padece. Para que se pueda calificar realmente como trastorno ficticio, es necesario que el paciente asuma totalmente su papel de enfermo y no existan causas externas que le lleven a fingirlo, como, por ejemplo, una ganancia económica o la evitación de una condena o una responsabilidad legal.
Seguir leyendo