Consejos para fluir con la vida
En la vida hay que aprender a fluir ante lo inesperado y saber aprovechar las cosas que llegan, también los fracasos. Es importante aprender a diferenciar las oportunidades y sacarles partido, aprender a aceptar los cambios para alcanzar objetivos. Si las cosas no salen cómo esperabas no hay que entrar en una desesperación, fluyendo encontrarás en los cambios, buenas oportunidades, teniendo una vida sin angustia y con una mente suficientemente abierta como para encontrar buenos y mejores y caminos.
Seguir leyendo

Fluir al compás de la vida
En más de una ocasión, habrás sentido que tu voluntad se opone a diferentes cambios que se dan en tu vida. Esta resistencia lejos de darte calidad de tiempo, te causa sufrimiento y dolor. La aceptación es una de las bases del bienestar emocional. Una aceptación que implica decir sí a todas las cosas buenas de la vida: placer, alegría, amistad, amor, felicidad… Pero también, apertura para asumir realidades mucho menos agradables como la enfermedad, el dolor y la muerte. No sólo la muerte propia sino también, la de amigos, conocidos y familiares.

Aprender a fluir implica el arte de la relajación. Es decir, dejar que la vida siga su curso sin pretender controlarlo todo al cien por cien. Al revés, es bueno dejar que la vida te sorprenda. Por tanto, ten tu mente despierta para dejar que lo mejor llegue a tu vida. La realidad es que desde el pensamiento negativo, el futuro se observa con mucha oscuridad.
Seguir leyendo