Fobia a los payasos
Para muchas personas la imagen de un payaso es sinónimo de diversión y alegría, de momentos divertidos, chistes y fiestas de niños. Sin embargo, para muchas otras la visión de un payaso o de una imagen del mismo puede provocarles desde una pequeña ansiedad hasta un auténtico terror. Son aquellos que padecen coulrofobia,que es como se denomina a una fobia que, aunque curiosa es muy habitual, y no sólo entre los niños, como sería lo más lógico. Existen adultos, concretamente un 8% de la población, para quienes la visión de un payaso resulta aterradora.

No se sabe muy bien cuál es el origen de esta fobia, aunque existen muchas teorías al respecto. La más aceptada es la expuesta por Kathryn Cillick, quien cree que la mayoría de las personas temen a los payasos porque es imposible adivinar sus emociones reales.
Seguir leyendo

Docefobia, miedo al fin del mundo
En numerosas ocasiones ha sido anunciado el fin del mundo. Ya en el año 1000 nuestros antepasados estaban convencidos de que con el fin del milenio terminaría el mundo, y no fue así. Lo mismo ocurrió en el año 2000, donde se creyó que el efecto 2000 cambiaría el mundo tal y como lo conocemos.

Sin embargo, en la actualidad, las predicciones sobre la fecha del fin del mundo son cada vez más abundantes, sobre todo relacionadas con la difusión, en películas y foros de Internet, de una predicción maya que asegura que el fin del mundo se producirá en el 2012.
Seguir leyendo

Fagofagia, miedo a tragar
Hay personas para las que comer cualquier alimento sólido puede convertirse en un momento angustioso, y no porque rechacen el alimento en sí, sino porque, cuando tienen que tragárselo, sienten un gran temor a tragar y a asfixiarse por atragantarse con la comida. Este miedo suele ser persistente y estar totalmente injustificado, apareciendo lo que se conoce como fagofobia.

La aparición de este miedo también está ligado a la toma de medicamentos en pastillas o grageas, por lo que puede dificultar que quienes padecen esta fobia sigan un tratamiento médico de forma correcta.

La dificultad para tragar es totalmente psicológica, ya que cuando los pacientes acuden al otorrino y éste les examina el esófago, no encuentra nada anormal que pueda justificar dicha dificultad para tragar. Sin embargo eso no hace desaparecer el miedo de los pacientes, que pueden llegar a sufrir una gran malnutrición por miedo a comer, llegando incluso a ingerir sólo alimentos líquidos o fáciles de tragar después de haberlos masticado concienzudamente para evitar el atragantamiento.
Seguir leyendo

Psicología práctica: miedo al miedo
Miedo al miedo. ¿Qué se esconde detrás de esa afirmación? ¿Un juego de palabras? La realidad es que no nos encontramos ante una ecuación al cuadrado sino ante un sentimiento real que surge cuando te adelantas a los acontecimientos de la propia vida. Es decir, cuando evitas aquellas situaciones en las que podrías sentirte vulnerable, inquieto, fuera de lugar, indefenso, débil… En definitiva, evitas aquellas situaciones en las que imaginas que tendrás miedo, por tanto, te proteger antes de tiempo por el temor de sentirlo…

Sin embargo, no es bueno vivir planificando y especialmente, evitando todo aquello que puede resultarte incómodo porque precisamente, es bueno que te expongas a ciertas situaciones ya que así también podrás crecer a nivel humano y desarrollar nuevas estrategias emocionales y armas con las que poder cuidarte a nivel psicológico.
Seguir leyendo

El miedo, una emoción que te paraliza en el arte de ser feliz
El miedo es una emoción extraña puesto que por una parte resulta de gran utilidad, es decir, es totalmente necesaria para la supervivencia humana. El miedo te hace actuar con prudencia cuando por ejemplo, no pones la mano en el fuego porque sabes que quema. Del mismo modo, el miedo también te hace valorar otro tipo de riesgos con los que convives en el día a día.

Sin embargo, el miedo también puede ser negativo cuando se muestra a través de una fobia o de un temor irracional, es decir, un miedo que no tiene una causa objetiva y concreta para aparecer. En este tipo de temores, el ser humano queda atrapado por la emoción y es incapaz de dominarla. Especialmente porque de forma equivocada, muchas personas terminan evitando hacer aquellas cosas que les producen ansiedad, malestar o miedo. Las evitan sin darse cuenta de que al actuar de este modo, en ver de afrontar los problemas de frente salen huyendo. Y en este caso, la emoción aumenta, es decir, el miedo va a más.
Seguir leyendo

Miedo a conducir
Una de las fobias que más está creciendo a lo largo de estos últimos años es el miedo a conducir o amaxofobia. Según los últimos estudios, el 64% de las mujeres y el 36% de los hombres que conducen sufren esta fobia.

Este trastorno supone que una persona que hasta ahora ha sido conductora, comienza a sentir un miedo terrible en el momento de ponerse al volante que le impide conducir con normalidad, aunque hasta ese momento lo haya hecho sin problemas y siempre haya disfrutado conduciendo. Si el miedo es muy intenso, puede incluso llegar al extremo de que a la persona que lo sufre le sea imposible sentarse en el asiento del conductor de un vehículo.
Seguir leyendo