Sentirse fuera de lugar
Existe una emoción que puede ser más o menos habitual en la vida de un ser humano pero que siempre, resulta incómoda. Muchas personas se han sentido fuera de lugar en algún momento de su vida, simplemente, porque se sintieron diferentes al grupo en el que estaban. Esta sensación se lleva mejor en la madurez que en la infancia o en la adolescencia, donde el rechazo del grupo influye de una forma negativa en la autoestima.
Seguir leyendo